| 07 de Octubre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
La caravana de coches ha recorrido las principales avenidas del centro de la ciudad
La caravana de coches ha recorrido las principales avenidas del centro de la ciudad

Stop Ley Celaá: Una caravana de coches protesta contra la “imposición educativa”

La protesta ha finalizado con la lectura de un manifiesto en la plaza Calvo Sotelo donde han reprochado el desprecio que la Lomloe hace a la libertad de elección de las familias

| A. Maestre Edición Alicante

Una caravana de vehículos con lazos naranja y haciendo sonar sus cláxones ha tomado esta mañana las calles de Alicante para reclamar la retirada de la ‘Ley Celaá’, Ley Orgánica de Modificación de la LOE (LOMLOE).

La concentración ha sido convocada por la plataforma MásPlurales, que agrupa a colectivos de asociaciones de familias y de colegios concertados como Concapa, Cece o Escuelas Católicas, así como a sindicatos de trabajadores como FeUso o Fsie, entre otros colectivos. Además, a la manifestación se han sumado otros muchos colectivos y familias afectadas para reclamar la paralización de la nueva ley, por considerarla injusta para el sistema educativo por “innecesaria, negativa e ideológica”.

 

La protesta llevaba como consigna ‘Más libres, más plurales, más iguales’ y ha partido a las 11.00 desde la Avenida de Aguilera, recorriendo algunas de las principales vías de la ciudad.

La protesta ha contado con la participación de representantes políticos de PP, Cs y Vox, todos ellos con representación municipal en el Ayuntamiento de Alicante y en las Cortes Valencianas.

Participación de PP, Cs y Vox

Entre los representantes públicos estaban el alcalde, Luis Barcala, y el presidente de la Diputación y edil municipal, Carlos Mazón, acompañados, entre otros, por el diputado autonómico José Juan Zaplana, la diputada nacional por Alicante Macarena Monstesinos y la diputada nacional y presidenta electa de Nuevas Generaciones del PP, Bea Fanjul, quien ha destacado que esta ley no puede prosperar por “no respetar derechos de los padres a elegir la educación de sus hijos” y ha destacado que supone “una agresión a la educación especial”.

 

En la concentración también se encontraban algunos cargos electos de Ciudadanos, como la vicealcaldesa, Mª Carmen Sánchez, y otros que confirmaron este mismo sábado su asistencia, como la diputada nacional Marta Martín o los diputados autonómicos Fernando Llopis, María QuilesYaneth Giraldo y Rosa Menor, junto al secretario de Organización provincial, Chechu Herrero. Llopis ha argumentado que «lo que se necesita en España es más educación, potenciar el talento y el esfuerzo y que las nuevas generaciones cada vez estén mejor preparadas para enfrentarse a todos los retos pero, desgraciadamente, la Ley Celaá, que saldrá adelante con el apoyo del PSOE, Podemos y los nacionalistas, supone todo lo contrario, ilegalizar el talento y el esfuerzo y dejar pasar de curso sin aprobar las asignaturas».

"Los hijos del régimen"

Por la formación Vox había un nutrido grupo de cargos representativos de municipios de la comarca, entre ellos el portavoz municipal de Alicante Mario Ortolá, así como el diputado nacional en el Congreso Eduardo Ruiz y la presidente provincial y síndica en las Cortes Ana Vega. La dirigente de Vox ha denunciado que esta ley “lo único que pretende es hacer de nuestros hijos los hijos del régimen, para controlarlos como ya dijo la señora Celaá”.  

 

Vega alerta que el gobierno pretende acabar con la escuela concertada y con el derecho constitucional de los padres a elegir la educación que quieren para sus hijos, y ha destacado que “pretende acabar también con las escuelas de educación especial que, como ya dijo Iván Espinosa de los Monteros, ahora siguen yendo a por los más débiles, porque lo único que se pretende es que esos niños con necesidades especiales no nazcan”.

La síndica de Vox ha manifestado también su respaldo al español y “la defensa de una lengua que está siendo totalmente acorralada en las comunidades autónomas con lengua cooficial”, como es el caso de la Comunidad Valenciana.