| 07 de Diciembre de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
Joaquín Santo.
Joaquín Santo.

Muere el historiador alicantino Joaquín Santo

Miembro activo del Consell Valencià de Cultura, ha formado parte de su Comisión de Gobierno y autor de diversos informes y dictámenes.

La Comunidad Valenciana, más concretamente Alicante  y su provincia, pierden una figura fundamental en el recuerdo preciso de sus más destacados artífices culturales. El historiador alicantino Joaquín Santo Matas ha fallecido en el día de hoy, inexplicablemente para todos los que le queremos, tras luchar -fue un luchador permanente- junto a su esposa María José por continuar entre nosotros con su inagotable cometido. Descanse en paz.

Alicantino de pura cepa, y muy orgulloso de serlo, desde joven comprometió su actividad con la defensa de profundos valores, entre los que el respeto por la identidad territorial y lingüística primaron siempre. Apenas con treinta años ya fue diputado en las Cortes Valencianas.

En noviembre de 2014 fue nombrado por unanimidad académico correspondiente de la Real Academia de Cultura Valenciana, con un discurso de ingreso sobre “La luz de Sorolla y Alicante” de tan chocante como rigurosa originalidad.

Miembro activo del Consell Valencià de Cultura (CVC) desde 2018, ha formado parte de su Comisión de Gobierno y de las Comisiones de Legado Histórico y Promoción Cultural, resultando autor o coautor de diversos informes y dictámenes.

Entre 2003 y 2009 dirigió el Instituto Alicantino de Cultura Juan Gil Albert con especial dedicación no sólo a la copiosa nómina de nombres propios, mujeres y hombres de Alicante destacados en el campo de la literatura, la historia, la ciencia y las artes, sino también a la cultura tradicional y popular -festiva- que caracterizan un pueblo, un clima y un territorio especialmente acogedor, alegre y hospitalario. También Joaquín lo fue, como alicantino de pro. Destacaron numerosos conciertos de música clásica celebrados en municipios de tamaño diverso en una exitosa operación casi personal de acercar su población al mundo de Orfeo y Euterpe sin necesidad de explicarlo. Haciéndolo.

Y, entre 2011 y 2015 fue coordinador y programador de conciertos en el Auditorio de la Diputación Provincial de Alicante (ADDA), creando el ciclo de Jóvenes Promesas de donde han salido ya muy afamados músicos de repercusión internacional como la violinista Elina Rubio y el pianista Carles Santo, como su propio CV indica con razonable orgullo y excesiva modestia. No en vano, en 2016 fue reconocido como primer Presidente de la Orquesta Filarmónica de Alicante.

Entre sus numerosas publicaciones, siempre rigurosas y profusamente documentadas -era un investigador nato- se cuentan libros del interés de: ‘Alicante 1939,’ ‘El Campello, municipio del siglo XXI’, ‘Historia de la Sociedad del Canal de la Huerta de Alicante 1907-2007’; ’30 alicantinos al servicio de la Humanidad’, ’50 años de Historia de Alicante’, ‘Páginas estelares de la Historia de Alicante’ y los opúsculos ‘Alicante paso a paso’, ‘Moros y Cristianos’, ‘Hogueras de San Juan’, ‘Canalejas y Alicante’, y ‘Eleuterio Maisonnave’. Y son incontables sus conferencias -en la Universidad de Alicante o en distintas Instituciones o Fundaciones privadas- entre las que cabe destacar una de las más queridas por él: “Sobre diez alicantinos ilustres” con expresa mención al médico Francisco Javier Balmis, al bioquímico Alberto Sols o al erudito Rafael Altamira.

Precisamente, el Ayuntamiento de El Campello con un importante impulso de Joaquín Santo, con el apoyo del propio Consell Valencià de Cultura -que celebrará allí sesión plenaria el próximo año- entre otras instituciones, procurará el traslado desde México de los restos mortales de Altamira y su esposa. Ese día recordaremos a Joaquín especialmente. Mañana le despediremos con el intenso recuerdo de su vitalidad y bonhomía, y con el desconcierto por una ausencia prematura que deja una huella profunda en nuestros corazones.

José María Lozano es vocal del Consell Valencià de Cultura, colega y amigo personal de Joaquín Santo.