| 02 de Diciembre de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse

Los empresarios reclaman al Consell una reducción del impuesto de sucesiones

La CEV, IVEFA y AEFA denuncian que la tasa actual del 95% multiplica por cinco los costes de transacción que soportan las empresas de la Comunitat Valenciana

| A. Maestre Edición Alicante

La Confederación Empresarial de la Comunitat Valenciana (CEV), el Instituto Valenciano de la Empresa Familiar (IVEFA), y la Asociación de Empresas Familiar de la Provincia de Alicante (AEFA) han mostrado su preocupación por el retraso en la aprobación de ampliación de la bonificación del 95 al 99% del impuesto de Sucesiones para todas las empresas familiares, con independencia de su facturación. 

Al respecto, las tres organizaciones denuncian que la reducción actual del 95 % multiplica por cinco los costes de transacción que soportan las empresas de la Comunitat Valenciana con respecto a las transmisiones realizadas en otras Comunidades Autónomas   —como Andalucía, Aragón o Galicia—, que han elevado al 99 % el porcentaje de reducción en la base imponible y que esto supone un coste de oportunidad para los nuevos empresarios titulares y, con ello, una merma en su competitividad. 

CEV, IVEFA y AEFA, insisten en que la ampliación de esta bonificación contribuirá a garantizar la subsistencia de un tipo de empresas que en esta Comunidad representan el 91 por ciento del tejido empresarial, y genera el 85% del empleo. “Proteger y fomentar su continuidad generará riqueza económica en nuestro territorio, todos los partidos políticos deberían apoyarla”, ha asegurado el presidente de la CEV, Salvador Navarro. 

Por su parte, el Presidente de IVEFA, Francisco Vallejo, ha insistido en la importancia de esta medida “para tener un tejido empresarial potente". "Si buscamos empresas muy competitivas y grandes hay que favorecer que así sea. Tenemos que apoyar el tener un tejido empresarial lo más potente, fuerte y competitivo posible y no ponerle trabas", ha reivindicado Vallejo. 

Por su parte, la presidenta de AEFA, Maite Antón, ha reiterado que “las empresas familiares por su peso en el empleo, en su persistencia en el mantenimiento del mismo en épocas de crisis y por su arraigo al territorio, suponen el verdadero motor económico y social de nuestra Comunidad y por ello es fundamental, como así se recogía hasta hace unos años en la legislación fiscal, no poner trabas en el momento de la sucesión generacional para que se mantenga e incremente el tamaño y fortaleza de nuestras empresas ”, ha concretado Antón.