| 04 de Diciembre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Los concejales de PSOE, Compromís y Podemos han mostrado unos carteles contra la ordenanza antes del pleno
Los concejales de PSOE, Compromís y Podemos han mostrado unos carteles contra la ordenanza antes del pleno

El extripartito acusa al alcalde de “criminalizar la pobreza y las prostitutas"

PSOE, Compromís y Podemos han votado en contra de la Ordenanza de Convivencia. Recriminan al alcalde que quiera “cobrar 500€ de multa por vender pañuelos en un semáforo”

| A. Maestre Edición Alicante

Los tres grupos del extinto tripartito de izquierdas, ahora en la oposición en el Ayuntamiento de Alicante -PSOE, Compromís y Podemos-, han criticado duramente esta mañana al equipo de gobierno de PP y Cs por la aprobación de la Ordenanza de Convivencia Cívica. Les acusan de escorar sus políticas hacia la extrema derecha obligados por Vox, que ha puesto como condicionante esta y otras concesiones para empezar a pensar en respaldar los presupuestos de 2022. 

Obliga a las prostitutas a hacer 30 servicios 

La concejal socialista Llanos Cano se ha dirigido al alcalde, Luis Barcala, para acusarle de “dar la puntilla a las personas en situación de pobreza y sacarles hasta el último euro”. Ha reprochado al alcalde que quiera cobrar a quienes no tienen para comer: “Pues paga €500 de multa por vender pañuelos en un semáforo; que no tienes dónde dormir, pues paga una multa de €700 por colocar todos los cartones debajo de un puente; que tienes que pagar la deuda con los tratantes que te explotan vendiéndote a 20 hombres diariamente, pues paga una multa de €1.500”, ha relatado. Cano ha lamentado que “pasamos de la indiferencia ante la violencia que sufren cientos de mujeres en Alicante a imponerles más sufrimiento y a obligarlas a hacer 30 servicios para las arcas municipales”. 

“Marionetas de Cs” 

El portavoz de Compromís ha pedido in extremis que no se aprobase esta ordenanza “si no está acompañada de medidas sociales que la hagan más digerible”. Natxo Bellido ha arremetido contra Ciudadanos, a los que ha acusado de sucumbir a las políticas de Vox. “Nuestra confianza en Cs es prácticamente nula”, ha afirmado el líder de la coalición nacionalista. Bellido ha calificado a la formación encabezada por la vicealcaldesa, Mari Carmen Sánchez, como “unas marionetas en manos del PP de Barcala y de Mazón, o lo que es lo mismo, en manos de Vox”, ha dicho. 

“Esconder la pobreza” 

El portavoz de Unidas Podemos EUPV, Xavi López, ha acusado al equipo de gobierno de que “la exclusión de colectivos y organizaciones es deliberada, porque el objetivo no es ayudar ni cooperar”, ha dicho, “es esconder la pobreza y esconder la prostitución, y ese afán de meter lo que no les gusta debajo de la alfombra supondrá el desplazamiento de las mujeres prostituidas a lugares menos visibles, pero más inseguros, como pisos, burdeles, salas de masajes, etc”.  

El portavoz podemita ha lamentado que “las pérdidas de sus redes de protección, la imposibilidad para el pago de las sanciones, la impunidad por invisibilidad de la violencia que soportan estas mujeres es consecuencia del nulo interés que tiene el equipo de gobierno por atajar los casos de desigualdad”.  

 

La Ordenanza ha salido adelante con 15 votos a favor y 13 en contra. Ha faltado el concejal de Vox, Pepe Bonet, que no ha podido participar en el pleno por estar convaleciente de un asunto de salud. 

A partir de hoy se abre un plazo de 30 días de exposición pública y alegaciones y, después de subsanar aquellas que se recojan, se iniciará la tramitación definitiva para su puesta en marcha. El equipo de Gobierno quiere que esta imagen de la ciudad mejore y se persiga a las mafias y las extorsiones que sufren algunos vecinos en algunos lugares de la ciudad.