06 de Mayo de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Vanidad
La vicealcaldesa de Alicante, Mari Carmen Sánchez, acompañada por los representantes del sector hostelero

La Vicealcaldesa avisa a Puig y Oltra: “Sus medidas incentivan fiestas ilegales"

Mari Carmen Sánchez reprocha al Consell que “no hay ningún informe científico que avalen las restricciones contra la hostelería” y reclama “que se les permita abrir hasta las 20 horas”

| Redacción Alicante Edición Alicante

“La decepción no es una noticia, viene siendo la tónica general de la toma de decisiones”. Así de rotunda se ha mostrado esta mañana la vicealcaldesa de Alicante y concejala de Turismo, Mari Carmen Sánchez (Cs) tras la reunión mantenida con los representantes del sector hostelero de la capital. Sánchez ha insistido en que “la hostelería está pagando los platos rotos de la pandemia y se ha demostrado que son seguros y cumplen con la normativa de seguridad, y además el cierre lo único que consigue es que pasemos de un ocio controlado a fiestas ilegales”. La responsable de turismo en la capital recuerda que “no hay ningún informe científico que señale a la hostelería como un foco de transmisión".

“Que rectifiquen las medidas”

El Equipo de Gobierno presentará en el próximo Pleno Ordinario de abril, una declaración institucional para instar al Consell a rectificar las nuevas medidas restrictivas anunciadas para los sectores del ocio, turismo y hostelería.

En la declaración institucional se exigirá al Consell que el horario de apertura de los establecimientos quede ligado al toque de queda, y no a las 18 horas como viene ocurriendo, así como ampliar el aforo del interior de los locales al 50 por ciento.

Mari Carmen Sánchez se ha reunido esta mañana con los representantes del sector hostelero, ARA (Asociación Restaurantes Alicante), ALROA (Asociación de Locales de Restauración y Ocio de Alicante), APEHA (Asociación Provincial de Empresarios de Hostelería de Alicante) y CEOH (Coordinadora Empresarial Ocio y Hostelería de la Comunidad Valenciana) para mostrar el apoyo a sus reivindicaciones.

 

Además, el sector hostelero exige en relación a lo anterior, que las políticas restrictivas vayan acompañadas de acciones propositivas con compensaciones directas por el cierre obligado. Las nuevas medidas anunciadas ayer, entrarán en vigor a partir del 12 de abril hasta el 25 del mismo mes, por lo que dicha declaración quedará a expensas de lo que se decida en la reunión interdepartamental del 22 de abril.

No hay un plan nacional

Por otro lado la vicealcaldesa ha denunciado que "no hay un plan estratégico nacional para el sector turístico, no hay compensaciones directas a unos empresarios que se ven obligados cerrar y por último hasta se pone en cuestión el modelo turístico de España, que sigue siendo el motor de nuestra economía."

 

Tras las medidas adoptadas por el Consell en enero, en las que se decretó el cierre de la hostelería y posteriormente su apertura pero solo hasta las 18 horas, este sector ha acumulado más de 1.017 millones de euros de pérdidas, y hasta la fecha no hay un plan de ayudas económicas que puedan aliviar las deudas de los diferentes establecimientos. En este sentido, después de un año de confinamiento, cierres y toque de queda, estos negocios llevan acumulados unas mermas de entre 80.000 y 300.000 euros de media.

En relación con lo anterior, los datos actuales epidemiológicos de la región son los más positivos, con una incidencia acumulada de 34 casos por cada 100.000 habitantes, y por ello, los hosteleros piden al Consell que les permitan flexibilizar su actividad. Además, este sector ha señalado en numerosas ocasiones no existe ningún informe científico que avale que las restricciones de la actividad mejoren los niveles de contagio.

El ocio nocturno se planta

Como muestra de indignación ante las nuevas medidas anunciadas ayer por el presidente de la Comunidad Valenciana, Ximo Puig, Pymes del ocio nocturno de toda la Comunidad Valenciana se plantan ante el Palau de la Generalitat, con una acampada que comenzará el próximo martes 13 de abril con 13 tiendas y 13 horas de duración cada día, organizada por la Coordinadora Empresarial de Ocio y Hostelería de la Comunidad Valenciana, CEOH.

Bajo el número y hashtag #13A y #13Meses, que centrarán los diferentes actos y mensajes de la acampada, reclaman que desde el Gobierno valenciano se aporten soluciones urgentes y realistas y no meros parches económicos. De hecho, no levantarán el campamento y sus protestas hasta tener sobre la mesa un plan de rescate económico.

Los convocantes aseguran que "no contemplan ni les dejan otra alternativa, y más tras el inmovilismo del Consell con el anuncio de mantener las restricciones actuales que pesan sobre el sector del ocio y la hostelería y ante la desesperada situación que atraviesan los locales de ocio especialmente".

Insisten que se trata de una lucha para que se haga justicia de una vez, tras 13 meses sin actividad como pubs o discotecas desde que se decretó el Estado de Alarma, abandonados, pagando los mismos impuestos sin apenas ingresos y con un plan de ayudas, que ni tan siquiera han cobrado y no cubre ni el 8% de los gastos a los que tuvieron que hacer frente solo en 2020.