| 24 de Enero de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Bedman y Abascal disfrutando del sol
Bedman y Abascal disfrutando del sol

Lady Vox: con mucho gusto

Los Abascal- Bedman no dudan en repetir ‘destino Alicante fin de semana’, para pasear por Muchavista o subir al Maigmó. Las vistas en esta época del año no defraudan.

| Cristina Sánchez Edición Alicante

Lidia Bedman es una alicantina criada en Sant Vicent del Raspeig. Sabemos que cuenta con su propio estilo. Y que no sólo no sale de casa sin su estilo; sino que, además, se levanta con él de la cama cada mañana y lo reparte por una casa decorada con mimo; un espacio acogedor impregnado por la elegancia de una profesional, en el que se respira, la religiosidad que profesa la pareja, maridada de abrazo familiar y lo último en decoración.

Pero ojo, Bedman no pierde de vista su determinación de empresaria. Lidia Bedman no tiene aspiraciones de jarrón ni complejos de muñeca rota. Blogera de nota, trabaja para mantener altas las expectativas de más de 144.000 seguidores solo en una de sus redes sociales. La influencer hizo sus pinitos en política donde conoció a su marido, antes de que el aspirante a presidente del Gobierno por Vox consiguiese los 52 diputados que suma en la Cámara Baja, es decir, cuando nadie daba
un duro por la formación de derechas. Se dice que fue en ese cruce de caminos donde se conocieron y se prendaron. Así sea. Lidia Bedman estudió Publicidad y Relaciones Públicas, en la Universidad de San Pablo CEU, en Elche, tiene un máster en Dirección Comercial y Marketing y un par de cursos en Comunicación de Moda y Belleza, impartidos por empresas referentes en el fashion world español.

El Diario Información de Alicante, decano de la prensa alicantina, fue su plataforma de lanzamiento. Allí comenzó escribiendo un blog de moda. Se casó con Santiago Abascal en Sant Vicent, —como no podía ser de otra manera—, en la parroquia de San Vicente Ferrer, en una ceremonia familiarísima, tirando de los valores que insufla el partido, si bien veteados con los nuevos vientos de modernidad que Lidia aporta al matrimonio: casi son trending topic en Instagram. Y es que el Instagram de Lady Vox tiene mucho peligro, a pesar de que evita los juegos de política y la imagen pública de su marido. Son business diferentes. My business is my business. Y ni por esas ha podido evitar la influencer algunos linchamientos de las mujeres de la oposición, sobre todo, por ser vox quien sois.

Hasta el momento, ha tenido dos hijos con Santiago Abascal, Jimena de 5 años y Santi de 3. Ha ido ampliando los contenidos de su blog, sumándole a la Moda, disciplinas que cuentan con gran número de seguidores como la Decoración, la Belleza e incluso la Gastronomía.

Dicen que Clinique es su marca fetiche. Pero vete tú a saber… Quizá lo averigüemos un día de estos cuando, paseando por La Terreta, nos la encontremos por la playa de Muchavista corriendo, caminando o montando a caballo o escalando, dispuesta a tomar la cima del Maigmó.