| 26 de Septiembre de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse

El incendio de Petrer podría haberse iniciado en una barbacoa de un chalet

Los vecinos de la partida rural de Puça apuntan a que el foco pudo deberse a un fuego no autorizado hecho en una casa de campo

| A. M. Edición Alicante

Un incendio forestal declarado este miércoles en el término municipal de Petrer ha obligado a desviar cuatro medios aéreos que trabajaban en la extinción del fuego de la Vall d'Ebo y que han acudido hasta este nuevo y a desalojar de forma preventiva el campamento Caprala en el que se encontraban diez personas. 

Las llamas se localizan en la zona de Caprala y la Sierra del Caballo, según han informado el Centro de Coordinación de Emergencias de la Generalitat y el Consorcio Provincial de Bomberos de Alicante, respectivamente. Según han relatado algunos vecinos de la zona a ESdiario, el incendio podría haberse producido por las chispas de una barbacoa de una casa de campo a las zonas de matorral de los alrededores.  

En la zona hay chalets y casas de campo diseminadas donde muchos vecinos de Petrer y poblaciones vecinas pasan la época estival. Los cuerpos de emergencia han empezado a desalojar a las personas que habitan en las viviendas de la zona y los vecinos están muy preocupados por el avance del fuego.

Hasta el lugar se han movilizado, en total, tres medios aéreos, dos unidades de Bomberos Forestales, dos autobombas y un agente medioambiental. Se han unido también un helicóptero Alpha 02 con su brigada aereotransportada y un avión FOCA. 

El fuego ha obligado al Centro de Coordinación de Emergencias a activar la situación 1 del Plan Especial Frente al Riesgo de Incendios Forestales (PEIF), que se establece cuando una situación de emergencia provocada por uno o varios incendios forestales puede afectar gravemente a bienes forestales o afectar levemente a la población y bienes de naturaleza no forestal, para cuya extinción puede ser necesario incorporar medios extraordinarios. 

Se trata del segundo incendio forestal activo en la provincia de Alicante, junto al declarado el pasado sábado en la Vall d'Ebo, que este miércoles continúa activo en todos los frentes pero avanza más lento por la humedad, tras calcinar 11.500 hectáreas aproximadamente y obligar a desalojar a unas 1.500 personas de los municipios de Famorca, Facheca, Tollos, Beniaia, Benimassot, construcciones de la zona de la Garrotxa, Benirrama y Beniali.