| 03 de Octubre de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno (PP-A).
El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno (PP-A).

El gesto de Moreno a los catalanes: mucho más que una invitación, todo un plan

La Junta abrirá una oficina económica en Cataluña para atraer inversores a la comunidad, que se ha convertido en un 'refugio fiscal' en España con una nueva bajada de impuestos.

| Manuela Herreros Andalucía

La invitación que realizó esta semana el presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno (PP-A), a los ciudadanos y empresarios catalanes para que fijen su residencia en la comunidad tras la supresión del impuesto de Patrimonio y otras medidas de rebajas fiscales, va mucho más allá de un mero gesto político.

Detrás de ella hay toda una estrategia para conseguir atraer inversores, al convertir a Andalucía en la segunda región de España, junto con Madrid, con menor presión fiscal, ya que no grava a los ciudadanos con el impuesto de Patrimonio, ni tampoco con el de Sucesiones y Donaciones que fulminó en la pasada legislatura.

Aunque la medida afecta de manera casi insignificante a los ingresos de las arcas públicas, ya que supone sólo el 0,6%, y en el año 2020 apenas logró recaudar 93,3 millones de euros mediante este impuesto, gracias a 16.785 contribuyentes, si puede tener un efecto multiplicador si la oferta es aceptada por empresarios de otros territorios. En el caso de Cataluña en 2020 ingresaron 546 millones de euros gracias al patrimonio de 80.150 contribuyentes.

 

A ellos es a los que el presidente Moreno lanza la atractiva oferta de 'mudarse' y salir del 'infierno' fiscal que impone la Generalitat y se lo pone fácil. La Junta de Andalucía ha anunciado que abrirá una oficina en Cataluña dedicada al ámbito económico, con un delegado político responsable ante la administración andaluza que nombrará el Consejo de Gobierno.

Esta delegación servirá para dar a conocer las ventajas del sistema fiscal andaluz, pero también de la seguridad jurídica y estabilidad política que encontrarán aquellos que fijen su sede social en la región. Esta iniciativa surgió en la anterior legislatura pero no se llegó a poner en marcha y es ahora cuando da los pasos administrativos para convertirse en realidad.

La Generalitat muestra nerviosismo

Al igual que el Gobierno de Pedro Sánchez se ha lanzado contra el presidente de la Junta por su rebaja fiscal, también lo ha hecho el de Cataluña, ante el temor de la fuga de sus empresarios que avalan las medidas de Andalucía y las quieren también para su territorio. El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, ha pedido al PP dejar la "catalanofobia fiscal" y que "quite sus manos" de Cataluña.

 

Aragonès ha sostenido que cada territorio puede hacer las políticas que considere oportunas pero, a su juicio, las rebajas fiscales anunciadas por Moreno no están dirigidas a la economía andaluza, sino que cree que buscan utilizar Cataluña "para intentar arañar votos" en toda España.

Y aunque no sea una cuestión de votos, si es lo es de competitividad como reconoció este miércoles Moreno. Está dispuesto a 'jugar la gran liga' y "mirar de tú a tú" a otras comunidades como Madrid y País Vasco, y como no también a Cataluña.