| 25 de Enero de 2023 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno (PP.A).
El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno (PP.A).

Moreno mantiene el blindaje a los 12.000 sanitarios que entraron por la pandemia

El presidente de la Junta de Andalucía, tal y como anunció previamente, confirma que se están llamando a los sanitarios cuyos contratos finalizaban en diciembre para seguir un año más.

| Manuela Herreros Andalucía

El presidente de la Junta, Juanma Moreno, ha realizado el anuncio definitivo de la renovación de los 12.000 sanitarios del Sistema Andaluz de Salud (SAS) que finalizaban su contrato el 31 de diciembre y que entraron a trabajar como refuerzo de la plantilla con la aparición del Covid-19.

Moreno ya dio a conocer esta medida con anterioridad en el Parlamento ante los portavoces de la oposición, así como desde su Ejecutivo explicaron que estaban buscando la fórmula para mantenerlos en la plantilla. Y con este anuncio queda patente que se ha encontrado el encaje de estos profesionales. "Hoy se ha empezado a llamar a los 12.000 sanitarios que finalizaban contrato el 31 de diciembre. Serán renovados. Seguirán trabajando en el SAS desde enero de 2023", ha indicado el presidente, quien ha destacado que "Andalucía continúa reforzando su Sanidad Pública".

 

De estos 12.000 sanitarios, que representan el 10% del total del personal en la comunidad, unos 1.000 son médicos que renovarán sus servicios por un año, mientras que el resto lo harán por seis meses. Con este refuerzo de la plantilla, a los que se sumarán los contratos de menor duración que se producirán estas navidades, la Junta consigue blindar la sanidad, que además en este próximo ejercicio recibirá la partida más elevada de la historia en los Presupuestos de 2023.

 

Con el anuncio del presidente de la Junta, además se pone fin al uso de estos contratos como arma arrojadiza por parte del PSOE-A liderado por Juan Espadas, que desde que comenzó esta legislatura sólo ha hablado de la sanidad para reprocharle al Gobierno de Moreno una situación, que aunque tiene aspectos por mejorar, ha cambiado mucho después del paso de los socialistas por la Junta que dejaron hospitales abandonados y una plantilla muy inferior a la actual y peor remunerada.