| 02 de Julio de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Juan Marín (Cs), en el acto de cierre de campaña.
Juan Marín (Cs), en el acto de cierre de campaña.

Ciudadanos firma su defunción con los resultados electorales en Andalucía

La candidatura de Juan Marín no consigue representación parlamentaria y pierde todos los 21 diputados que logró en 2018. Un fracaso que hunde al partido de Inés Arrimadas en España.

| Manuela Herreros Andalucía

La formación de Ciudadanos ha firmado el final de su presencia en Andalucía, tras pasar el examen de las elecciones de este 19J con un suspenso. Su candidato Juan Marín, respaldado desde el inicio por la presidenta del partido, Inés Arrimadas, no ha conseguido representación en el Parlamento andaluz, ya que no han sumado los votos necesarios para alcanzar un escaño, sólo ha recibido un 3,26%.

Un duro golpe para la formación 'naranja' que ha perdido los 21 diputados conseguidos en 2018 y ha tenido durante todo el proceso electoral las encuestas en contra, reflejando esta desaparición. Sin embargo, el optimismo mostrado por su coordinador regional, candidato y vicepresidente de la Junta parecía que podría rescatar algún diputado, pero no ha sido así.

Una situación compleja que Cs viene arrastrando desde el año pasado con fuertes crisis internas, sin embargo estas tensiones parecía aliviarse con la estabilidad del pacto de gobierno que ha mantenido con el PP-A al frente del Ejecutivo de la Junta de Andalucía estos tres años y medio y que querían revalidar durante otra legislatura.

Marín ha hecho una buena campaña, buenos debates y una gran gestión que los andaluces no han achacado a la 'mano' de la formación de Marín, mientras que sí ha favorecido a los populares de Juanma Moreno. Todo apunta a que no ha sabido rentabilizar su trabajo dentro de San Telmo.

Marín ya ha intervenido y, a pesar del mazado, se siente orgulloso, aunque ha dejado una frase: "A la política se viene llorado". El de Sanlúcar de Barrameda seguirá siendo vicepresidente hasta que se conforme el nuevo Gobierno y luego  renunciará a todos sus cargos en Cs e iniciará una nueva etapa que aún no ha desvelado. 

Una pérdida de respaldo de los ciudadanos que viene sumando la formación de Arrimadas en casi todas las comunidades de España. El último batacazo electoral fue en Castilla y León y ahora con Andalucía dándole la espalda al proyecto se queda en el peor momento de su trayectoria política.