| 01 de Octubre de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, junto al consejero de Presidencia, Elías Bendodo (PP), en el pleno del Parlamento.
El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, junto al consejero de Presidencia, Elías Bendodo (PP), en el pleno del Parlamento.

El Gobierno consigue eliminar las trabas administrativas con el respaldo de Vox

El decreto de simplificación administrativa, medida estrella de la legislatura, ha sido aprobado en el último pleno del año con el apoyo del 'socio externo' y la negativa de la izquierda.

| Manuela Herreros Andalucía

Los diputados del Gobierno andaluz cierran el último pleno del año en el Parlamento con la tranquilidad de haber logrado que se apruebe uno de sus proyectos prioritarios. Se trata del decreto de simplificación administrativa, que coloca a Andalucía como la comunidad con menos trabas burocráticas de España.

Un logro del bipartito de PP y Cs, pero les ha costado encontrar el respaldo en la Cámara. Finalmente, ha sido con el apoyo de Vox como se ha podido dar luz verde al decreto, mientras que el resto de partidos de la oposición, PSOE-A y Unidas Podemos, se han posicionado en contra durante el debate.

De este modo, la Junta cumple con su agenda reformista marcada para este ejercicio, con esta acción que repercutirá en la reactivación económica, al igual que ha ocurrido con la reciente como aprobación de la Ley del Suelo (LISTA).

 

Una simplificación que abarca casi todas las áreas de la Junta

Ha sido el consejero de Presidencia, Elías Bendodo (PP), el que ha explicado en el debate los beneficios del decreto que simplifica 300 medidas y suprime 80 normas, que afectan a la mayoría de las materias que gestiona la Junta como comercio, energía, turismo, sanidad o los fondos Next Generation, entre otras muchas.

Se trata de la tercera medida de simplificación que pone en marcha el gobierno de Juanma Moreno en la comunidad, que hoy ha vuelto a insistir en la repercusión que tendrá en Andalucía, al eliminar el freno y la maraña burocrática que hasta ahora se encontraban los inversores y empresarios.

Vox da el sí por "responsabilidad" y la izquierda se niega

El bipartito no ha sufrido en esta ocasión la 'pinza' de la oposición como ocurrió con los Presupuestos para 2022. En este pleno, el grupo de Vox ha dado su respaldo "por responsabilidad", tal y como ha señalado la portavoz, Ángela Mulas. Al respecto, ha manifestado que la implantación de las nuevas tecnologías en la administración era uno de los asuntos que defendió su grupo en los pactos con el Gobierno y se encuentra recogido en el documento.

El PSOE-A sigue a la contra y aquí también ve una operación de "propaganda", motivo por el que vota en contra. Además, el parlamentario Mario Jiménez lo ha calificado como "un decreto de desregulación que pone en peligro a Andalucía en materia medioambiental".

Desde Unidas Podemos las formas pesan y su portavoz Inmaculada Nieto ha criticado que se haya tramitado como decreto, algo en lo que ha coincidido toda la oposición, en lugar que como Ley. A ello, ha sumado la falta de tiempo para analizar el documento, ya que el Gobierno se lo trasladó hace seis días y hasta hoy se han efectuado correcciones.