| 24 de Mayo de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno (PP), saluda en Fitur a la diputada de Vox, Macarena Olona.
El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno (PP), saluda en Fitur a la diputada de Vox, Macarena Olona.

Andalucía está a punto de pulsar el botón electoral

Vox se centra en su estrategia electoral y mide los tiempos. Moreno y Olona con su saludo en Fitur dejan ver sus posiciones y en la delegación andaluza se anima al presidente al adelanto.

| Manuela Herreros Andalucía

Las relaciones que se producen entre los distintos partidos políticos durante estos días y los próximos meses son determinantes para saber el rumbo que tomará la comunidad, que encara este año 2022 las elecciones para elegir al futuro Gobierno de la Junta.

Cualquier movimiento se sigue al detalle y, como no, la Feria Internacional de Turismo (Fitur) que se celebra durante esta semana en Madrid es punto de encuentro para muchos de ellos. Ayer, mientras que se inauguraba el pabellón de Andalucía de la mano del presidente de la Junta, Juanma Moreno, y el vicepresidente y consejero de Turismo, Juan Marín, en la sede del Parlamento andaluz los grupos medían sus fuerzas.

Una coincidencia que al mismo tiempo que en Ifema se saludaban Moreno y la diputada de Vox, Macarena Olona, de forma cordial, en la delegación de este partido en el sur tensionaban al Ejecutivo de PP y Cs. De lo más curioso el encuentro del presidente popular con la que seguramente sea la candidata de Vox en Andalucía de cara a los próximos comicios y las palabras que ambos se dedican. Uno destaca "te veo muy roja" aludiendo al color de su atuendo, mientras que ella contesta: "y yo a ti muy pálido".

Vox da marcha atrás en el último minuto y evita unirse al PSOE

Pues estos comentarios resumen lo que ocurría en la reunión de la Diputación Permanente en el Parlamento. Vox estaba a punto de 'vestirse' con los colores rojos socialistas y anunció que iba a apoyar la petición de un pleno extraordinario para atacar la sanidad. Finalmente, eligió el 'color' de la abstención y frenó el deseo del PSOE-A de atacar al bipartito.

 

Los diputados de PP y Cs 'palidecían' ante lo surrealista de la votación, que tuvo que realizarse hasta en tres ocasiones, ante el empate del resultado. El PSOE-A consiguió sumar a Unidas Podemos pero no a Vox, que se retiró de la propuesta, mientras Moreno desde Madrid advertía sobre su intención de convocar elecciones si se confirma "la pinza" al Ejecutivo.

Las prisas de Vox por abrir las urnas cuanto antes

Vox rebajó la presión en la Cámara para no darle la razón a Moreno sobre su interés electoralista que le lleva a aliarse con el PSOE para "derribar" al Gobierno, pero su portavoz Manuel Gavira, anoche se pronunció al respecto y demuestra lo que verdaderamente persigue la formación:

Le invitamos a que sea valiente, que tenga arrojo y le dé al botón de las elecciones cuanto antes.

Con esta frase Gavira ha alentado a Moreno para que convoque y aunque asegura que es el presidente de la Junta el que "está buscando una excusa para que haya elecciones cuanto antes". Lo cierto es que el popular aún quiere sacar adelante iniciativas hasta el final de las sesiones plenarias, es decir hasta junio.

 

Por ello, las prisas parece tenerlas más Vox que el PP, que contempla obtener un mejor resultado según las últimas encuestas y se lanza a criticar la falta de estabilidad del bipartito al no tener mayoría absoluta. La necesidad de encontrar apoyos hace que Moreno siga apostando por dialogar y consensuar las iniciativas para agotar la legislatura, pero si se lo impiden podría disolver el Parlamento en febrero para ir a las urnas.