| 25 de Enero de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
La ministra de Ciencia e Innovación, Diana Morant, junto con el Presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, antes de la firma de cesión del suelo para el acelerador de partículas, hoy en Escúzar (Granada).
La ministra de Ciencia e Innovación, Diana Morant, junto con el Presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, antes de la firma de cesión del suelo para el acelerador de partículas, hoy en Escúzar (Granada).

La solución al abastecimiento energético mundial podría resolverse en Granada

Una localidad granadina es la candidata de la Unión Europea para desarrollar el acelerador de partículas. Un proyecto de fusión nuclear que resolvería las necesidades de energía en el mundo.

| Manuela Herreros Andalucía

Consiste aún sólo en un proyecto, una candidatura como si se tratara de optar a albergar los Juegos Olímpicos. Pero en este caso hablamos de ciencia y tecnología. Concretamente, del acelerador de partículas IFMIF-Dones de Granada, a través del cual se persigue 'domesticar' la fusión nuclear para utilizarla como fuente de energía.

Un proyecto pionero en el mundo que aún no tiene ubicación decidida, pero que si se construye en la Unión Europea será en Granada, porque ya no compite ninguna otra candidatura, según han señalado hoy la ministra de Ciencia e Innovación, Diana Morant, y el presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno. El Gobierno central y autonómico contribuyen al 50% en la financiación.

En este sentido, la Ministra ha aclarado que precisamente con la Unión "está casi perfilado" cómo afrontar esta costosa infraestructura de "650 millones de euros, más 50 millones anuales durante 20 años". Morant ha precisado que "España y Andalucía con Fondos Feder ponen la mitad del coste de construcción y el resto lo debe poner la Unión Europea".

Complicado entender en qué consiste este proyecto tan codiciado por todos, ya que parece que hablamos de ciencia ficción. El acelerador estudiaría la energía de fusión, la que se produce en el sol y las estrellas, para tratar de encapsularla a través de reactores y producir así una energía limpia que resolviera de sobra las necesidades energéticas del mundo.

Visita de las autoridades a los terrenos en los que quieren desarrollar el proyecto en Escúzar, Granada.

Convenio de cesión de los terrenos

El presidente andaluz ha asistido este jueves en la localidad granadina de Escúzar para firmar el convenio de cesión de los terrenos al Ministerio para la construcción del acelerador de partículas, dando un paso más para que gane solidez este proyecto, que compite principalmente con Japón como futura sede.

Pero la Junta de Andalucía pone en esta iniciativa de investigación su mayor ambición. En junio creó el consorcio público con el que dar forma jurídica a la misma, así como se han aprobado inversiones,
a partes iguales entre el Gobierno de España y de Andalucía, por unos 33 millones de euros.

Concretamente, la pasada semana el Gobierno andaluz concedió 14,5 millones de euros a la Universidad de Granada para financiar actuaciones complementarias hasta 2023. Con ese presupuesto, se construirá un centro de investigación y varios laboratorios de última generación vinculados al futuro acelerador, en una parcela aledaña a ésta de unos 4.500 metros, y se dotará al proyecto de más investigadores.

El acelerador generaría 30.000 empleos

El impacto socioeconómico sobre Granada y Andalucía es un motivo más que suficiente apostar firmemente por albergarlo y desarrollarlo. La Junta prevé que la comunidad aumente su producción de bienes y servicios en más de 4.000 millones de euros y generar unos 30.000 empleos entre directos, indirectos e inducidos durante el ciclo de vida de este proyecto, unos 12.000 sólo en la provincia de Granada.

Hablamos de un proyecto estratégico para la Unión Europea, pero de forma directa, para España y Andalucía. Granada está dando pasos de gigante para convertirse en uno de los mayores polos innovadores del país.

En este sentido, Moreno ha hecho hincapié en que Andalucía ha sido la comunidad autónoma en la que más aumentó el gasto en I+D en 2020, con 1.627 millones de euros invertidos, un 5,8% más, el mayor incremento en los últimos diez años.