| 24 de Septiembre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Susana Díaz en una reunión del PSOE andaluz.
Susana Díaz en una reunión del PSOE andaluz.

El sueldo vitalicio para los expresidentes de Andalucía enfrenta a PP y PSOE

Ambos partidos se acusan de ser los promotores de la modificación de la Ley del Consejo Consultivo para eliminar el tope actual. Hasta ahora todos los expresidentes son del PSOE.

| Manuela Herreros Andalucía

La posible reforma de la Ley del Consejo Consultivo de la Junta de Andalucía sale a la palestra mediática y lo hace con muchas dudas sobre quién y cómo la propone. Este es uno de esos asuntos que los políticos tratan en negociaciones antes de que se formalicen, pero la filtración a la prensa ha hecho que el PP y el PSOE se lancen acusaciones sobre la autoría de la iniciativa.

La reforma tendría como objetivo que los expresidentes del Ejecutivo andaluz puedan ser miembros permanentes del Consejo Consultivo y recibir un sueldo vitalicio como alto cargo por ello. Hasta ahora la Ley contempla para ellos poder permanecer en dicho órgano hasta los 65 años de edad. 

Dos versiones opuestas

Desde el Partido Popular andaluz niegan en rotundo que la intención de la Consejería de la Presidencia sea impulsar esta iniciativa. Según ha explicado su portavoz parlamentario, José Antonio Nieto, este asunto se lo expuso el grupo parlamentario socialista en diversas ocasiones durante la Legislatura y a través de varias personas.

Los populares aseguran que en estas conversaciones el PSOE mostró su preocupación por la falta de reconocimiento hacia los que han ejercido como presidentes de la Junta de Andalucía. Que, casualmente, son todos del PSOE. Un diálogo que se quedó ahí, en preliminares, y no avanzó porque consideran que no son una prioridad.

El portavoz del PP en el Parlamento de Andalucía, Antonio Nieto.

 

“No conozco ninguna iniciativa del gobierno en esta materia”, ha asegurado el portavoz, que ha acusado al PSOE de ser el artífice de esta filtración para hacer responsable al Gobierno andaluz del asunto y no “dar la cara”. Aún así, Nieto ha reconocido que sería positivo reconocer y poner en valor la figura de los que han sido presidentes, aunque según él existen más fórmulas aparte de las económicas para llegar a este fin. Unas declaraciones similares a las que el propio portavoz del Gobierno, Elías Bendodo, realizó el pasado lunes en un encuentro en la SER.

Pasos que, según el PSOE, se han dado en el sentido opuesto y este miércoles María Márquez, portavoz adjunta del grupo parlamentario, ha afirmado con rotundidad que fue el consejero Bendodo el que entregó una carpeta con la documentación sobre el asunto a la portavoz del PSOE-A, Ángeles Férriz, durante el anterior pleno parlamentario, tras la comparecencia del presidente Juanma Moreno.

“El Gobierno se ha metido en un lío”, ha asegurado Márquez, que ha indicado que aún no se ha analizado el contenido de la propuesta del Gobierno que iba en esa supuesta carpeta porque tampoco lo consideran prioritario.

 

El resto de partidos parece no tener ni idea de la intención de aplicar estos sueldos vitalicios. Su socio de gobierno Ciudadanos asegura que se ha enterado hoy por los medios de comunicación y rechaza de pleno que mientras ellos estén en el Gobierno se lleve a cabo esta modificación. Tampoco Vox sabe nada ni Unidas Podemos, pero la postura es de oposición frontal.

Los posibles beneficiarios

Este asunto parece que tiene su origen en la situación de Rafael Escuredo, que fue presidente socialista de la Junta de Andalucía desde 1979 sustituyendo a Plácido Fernández y, posteriormente, ganó las elecciones en 1982 ocupó el cargo hasta 1984. Escuredo ha sido miembro del Consejo Consultivo desde 2011 y desde 2014 como consejero electivo con dedicación exclusiva, por lo que ha cobrado 67.000 euros anuales. La ley marca un plazo máximo de diez años para ocupar este puesto y este tiempo se ha agotado en este ejercicio para el que fue expresidente andaluz.

También podría afectar la supuesta modificación de la Ley a Susana Díaz, pero no a los ex presidentes Manuel Chaves y José Antonio Griñán, porque los requisitos apartarían a aquellos sobre los que pese una condena judicial, según han informado fuentes cercanas a ESdiario.