| 26 de Septiembre de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
Cárcel Sevilla-I
Cárcel Sevilla-I

Una fuga en la piscina de la cárcel Sevilla-I tira 8.000 litros de agua diarios

Marlaska mantiene la fuga a pesar de que desde Interior se pide a los funcionarios de prisiones que “ahorren” agua en otras labores

| Andrea Jiménez Andalucía

Nueva polémica en las cárceles de Andalucía: la prisión “Sevilla-I” lleva semanas derrochando agua después de que en la piscina que hay dentro para los presos se estén perdiendo 8.000 litros de agua diarios por culpa de una fuga que nadie repara desde el día 22 de julio, según el sindicato “Tu Abandono Me Puede Matar”. Se supone que la competencia es del Ministerio del Interior, con Fernando Grande-Marlaska a la cabeza, pero de momento no se han procedido a las labores de reparación. 

Se trata de una fuga muy importante y que coincide además con la sequía más grave de la última década en la comunidad de Andalucía, que ha obligado a numerosos municipios de la región a establecer recortes en el abastecimiento del agua que afectan a duchas de playa, regadío en incluso consumo de los hogares. Una terrible situación que no hace más que empeorar, ya que el porcentaje de caudal de los embalses está ya en la comunidad por debajo del 35%

De hecho, la situación de sequía es tan grave que hasta el propio Marlaska ha pedido a los trabajadores públicos de prisiones que ahorren agua en todas las cárceles de España, sobre todo en labores corrientes, sin embargo deja que cada día se pierdan 8.000 litros de agua. De hecho los trabajadores de esta cárcel denuncian que "no parece importarle (a Marlaska) la escasez de agua que está sufriendo España, y especialmente Andalucía, este verano, ya que están permitiendo seguir adelante con la apertura de esta instalación que para nada es necesaria para la reinserción de presos”.

Y es que eso es lo que ha impresionado a muchas personas al conocer la noticia, que en una cárcel haya una piscina para el verano: “Es más un lujo que en muchas poblaciones no se pueden permitir, y más en una época de escasez de lluvias y en un territorio donde los pantanos y embalses están por debajo de la capacidad necesaria para abastecer a la población”, ha denunciado el sindicato.