| 20 de Enero de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Reunión de las consejerías de Hacienda andaluza y valenciana
Reunión de las consejerías de Hacienda andaluza y valenciana

El eje de Andalucía y Comunidad Valenciana ante Sánchez comienza a dar resultado

Ambas comunidades han decidido recurrir a la unión para hacer la fuerza ante un Gobierno central que solo, o casi solo, tiene ojos para Cataluña. Pero hay mucha vida más allá.

| Manuela Herreros Andalucía

Las desigualdades que se producen con el actual modelo de financiación autonómico del Gobierno central han provocado el malestar y la queja de varias comunidades de signo político muy diferente, entre ellas dos pesos pesados: Andalucía, gobernada por el PP y Cs, y Valencia, por el PSOE.

Ambas se han unido en un frente común antes de la celebración, aún sin fecha concreta, del Consejo de Política Fiscal y Financiera en el que el Ministerio determinará el reparto. Por ello, este viernes el consejero de Hacienda y Financiación Europea de la Junta de Andalucía, Juan Bravo (PP), mantuvo una reunión con su homólogo de la Generalitat Valenciana, Vicent Soler (PSPV), en la que pactaron las bases de la propuesta común, que trasladarán al Gobierno para reformar el actual modelo de financiación autonómica.

 

La primera iniciativa que han acordado los consejeros es solicitar al Ejecutivo de Pedro Sánchez que una parte de la transferencia extraordinaria de 13.486 millones de euros para las autonomías en el año 2021, conocidos como fondos covid, se destine a eliminar las diferencias de financiación por habitante ajustado de las regiones infrafinanciadas. Quieren así igualar su financiación a la media nacional y, una vez asignada esta partida, el resto debería distribuirse en proporción a la población ajustada.

Una reclamación que ambas comunidades afrontan con espíritu de diálogo y consenso. Pero es un mecanismo que proponen como una medida transitoria que no debe aplazar la reforma global del modelo, un reparto más equitativo de los recursos y la compensación de la deuda que acumulan por esa infrafinanciación. Con respecto a esta última, el gobierno de la Junta de Andalucía reclama más de 10.000 millones al Ejecutivo de Pedro Sánchez.

Este es el primer contacto de cara a la cumbre bilateral que celebrarán los Ejecutivos en Sevilla en el mes de septiembre, que sentará al presidente andaluz, Juanma Moreno, y al valenciano, Ximo Puig, para tratar éste y otros asuntos. Las dos regiones quieren sumar a su reclamación a Murcia y a Castilla-La Mancha, que también ven cómo se reducen sus recursos económicos con este modelo.

Un frente común para luchar por tener las mismas oportunidades para garantizar con calidad los servicios públicos y recursos económicos para salir de la crisis que ha provocado la pandemia, que ahora se hacen más necesarios que nunca. "Estamos convencidos de que desde el diálogo y el consenso podremos sumar los apoyos necesarios para lograr una reforma que es inaplazable y más perentoria que nunca", señaló el consejero valenciano.