| 29 de Noviembre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Reunión del presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno (PP), y el secretario general del PSOE-A, Juan Espadas, sobre los presupuestos andaluces para 2022.
Reunión del presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno (PP), y el secretario general del PSOE-A, Juan Espadas, sobre los presupuestos andaluces para 2022.

Moreno no descarta acuerdos con Espadas si así no hay adelanto electoral

El Gobierno andaluz busca el consenso con la oposición para aprobar los presupuestos para 2022 y el PSOE se muestra dispuesto a alcanzarlo. Vox impone sus pactos de investidura.

| Manuela Herreros Andalucía

El ejercicio negociador que está llevando a cabo el presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, negociando el presupuesto para 2022 con todos los grupos que tienen representación parlamentaria, está provocando un intenso diálogo. Necesita apoyos debido a que el gobierno de pacto de PP y Cs no cuenta con la mayoría suficiente en el Parlamento.

Todo este viernes han durado las conversaciones entre Moreno y los portavoces, y aunque parece que, aunque hay “voluntad”, habrá que esperar a las próximas reuniones técnicas y a la votación para saber si el documento sale adelante.

Esta es la pretensión del presidente, aprobar las cuentas para agotar el mandato con una herramienta que garantice la recuperación económica y sanitaria después de dos años de pandemia. Y parece que ha conseguido convencerlos, porque en todas las comparecencias hay una conciencia común sobre la situación extraordinaria en la que se encuentra la comunidad, así como tienen una propuesta común que es la defensa y refuerzo de los servicios públicos.

 

El PSOE está dispuesto a alcanzar un acuerdo y Unidas Podemos se muestra también dialogante ante el boceto global de los presupuestos. Pero la animadversión de Vox hacia los socialistas va a causar la ruptura con el Ejecutivo de Juanma Moreno.

Espadas ve posible un “acuerdo histórico”

Es la tercera vez en esta legislatura que Moreno convoca esta sucesión de reuniones y en esta ocasión el primero en sentarse en el despacho de San Telmo ha sido el secretario del PSOE-A, Juan Espadas, que ha acudido como líder del partido, a pesar de que la portavoz parlamentaria sea Ángeles Ferriz. También ha estado presente el consejero de Hacienda, Juan Bravo.

Espadas ha valorado de “constructiva” y “positiva" la reunión y ha iniciado sus declaraciones indicado que supone “un hito en términos políticos”, por la situación excepcional que se vive en Andalucía y en España, haciendo referencia a la crisis provocada por la pandemia. Sale con la “sensación” de que ""es posible un acuerdo que, si al final se logra, "sería histórico para Andalucía y, sin duda, un mensaje muy potente de que otra forma de entender la política en España es posible", según ha añadido.

El representante socialista le ha presentado un documento al presidente de la Junta con propuestas basadas en ocho ejes, entre ellos hace hincapié en los jóvenes y el empleo, el refuerzo de la sanidad y educación, y la participación de ayuntamientos y diputaciones en los fondos europeos. Asuntos con los que no tendrá muchos problemas con Moreno, pues también son sus prioridades.

Vox y su línea roja del pacto de investidura

El gobierno de la Junta de PP y Cs salió adelante gracias al respaldo de Vox en las anteriores elecciones autonómicas. Un apoyo condicionado al cumplimiento de unos acuerdos que pactaron y que hoy, casi tres años después, se vuelven a poner como condición inamovible para dar el voto favorable a los presupuestos.

El portavoz de Vox, Manuel Gavira, ha afirmado que se han sentado por responsabilidad pero que “no piensan traicionar a su electorado” y van a exigir que se recojan los pactos de investidura, ya que sino ven “muy difícil” que cuenten con su respaldo.

Juanma Moreno, presidente andaluz, junto al portavoz de Vox, Manuel Gavira.

 

Gavira ha asegurado tras escuchar a Espadas, sobre el que opina que debería haber dimitido tras los últimos escándalos conocidos, que un acuerdo entre PP y PSOE “no beneficia a los andaluces”. Ha ido más allá manifestando que lo hacen por interés de sus propios partidos.

En el caso del PP lo acusa de traicionar a los votantes que cogieron su papeleta y optaron por el cambio en la Junta de Andalucía en 2019, “a los que tendrá que explicárselo”. Mientras que la alianza es para el PSOE una forma de “blanquearse”.

El portavoz ha asegurado que no va a mantener más reuniones y si lo hace serán porque se están incorporando las iniciativas del grupo.

Ciudadanos desconfía del PSOE

El pacto entre los dos grandes partidos en Andalucía, PP y PSOE, sumados a los del socio de gobierno, Ciudadanos, sería más que suficiente para aprobar los presupuestos. Los populares con su portavoz José Antonio Nieto también ven posible el acuerdo.

En este sentido, la portavoz de Cs, Teresa Pardo, ha señalado que quiere que se produzca “unanimidad” sobre las cuentas, aunque ha mostrado dudas sobre la intención de Espadas de apartar los intereses partidistas.

El presidente de la Junta, Juanma Moreno, saluda a la portavoz de Cs, teresa Pardo.

 

Pardo ha puesto como ejemplo el rechazo del PSOE en el Parlamento esta semana, a la solicitud de fondos extraordinarios Covid para 2022 al gobierno central para Andalucía, por valor de 2.300 millones de euros. “Tengo mis dudas”, ha afirmado sobre la posición futura de Espadas.

Ciudadanos quiere blindar también la educación y la sanidad, así como seguir apostando junto al PP por la bajada de impuestos, como ejes de su política liberal. Sobe este último asunto pueden producirse las mayores diferencias, puesto que para PP y Cs forma parte del compromiso electoral y para el PSOE no es una medida que favorezca a las personas con mayores dificultades.

Queda esperar a ver como se desarrollan el resto de reuniones técnicas y quien asiste a ellas, hasta llegar a finales de este mes cuando se prevé que los presupuestos lleguen al Parlamento andaluz.