| 24 de Mayo de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Inés Arrimadas, presidenta nacional de Cs en la Feria de Jerez.
Inés Arrimadas, presidenta nacional de Cs en la Feria de Jerez.

Arrimadas y Marín insisten en la necesidad renovar el pacto con el PP

El mensaje de campaña de Ciudadanos en Andalucía y sus líderes se apoya en los buenos resultados de la gestión en la Junta para salvarse de la desaparición que vaticinan los sondeos.

| Manuela Herreros Andalucía

La campaña electoral en Andalucía centra la actividad de los partidos. La mayoría tienen su proyecto claro y lanzan a sus candidatos a explicarlo, en otros casos, que se sitúan por la izquierda ideológica, se han enredado en una coalición que no han sido capaces de formalizar en tiempo y forma, por lo que ahora tienen que conseguir que se acepte su candidatura.

Al margen de la lucha que se ha producido entre IU y Podemos, el resto han vivido un intenso fin de semana de actos electorales. Es el caso de Ciudadanos, que ha decidido 'jugar' en la casa de sus líderes donde se se han sentido arropados y se ha podido ver a la presidenta del partido, Inés Arrimadas y al coordinador regional Juan Marín, en la Feria de Jerez para trasladar su mensaje a los posibles votantes.

 

La formación naranja se centra en recordar los buenos datos de arrojan la gestión en la Junta de Andalucía, en el que han gobernado estos casi cuatro años con el PP-A, y lo hacen desde tierras gaditanas, lugar de nacimiento de ambos representantes. La jerezana Arrimadas ha vuelto a ponerse el traje de flamenca para defender su proyecto liberal "necesario para Andalucía". Quieren renovar el pacto con los populares, aunque las encuestas sitúan a Cs al borde de la desaparición.

Por su parte, Marín se afana en explicar los logros en materia de empleo, en la equiparación salarial de sanitarios y docentes o sobre la recuperación del turismo, para convencer de la gestión naranja en estos años y "no puede dar marcha atrás" poniendo al PSOE de la corrupción de nuevo al frente.