| 06 de Agosto de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Los ministros andaluces María Jesús Montero (Hacienda), y Alberto Garzón.(Consumo).
Los ministros andaluces María Jesús Montero (Hacienda), y Alberto Garzón.(Consumo).

'Tarjeta roja' al segundo ministro andaluz que castiga a su tierra

En febrero llega al Parlamento una iniciativa de Cs para reprobar a Alberto Garzón por su ataque a los ganaderos, al igual que ocurrió con la ministra andaluza y socialista Montero.

| Manuela Herreros Andalucía

El responsable de Consumo del Gobierno de España, Alberto Garzón, será el segundo ministro del Ejecutivo de Pedro Sánchez que reciba la reprobación del Parlamento de Andalucía. Sus declaraciones ponen en jaque al sector cárnico del país y, muy especialmente, al andaluz, ya que la comunidad es la tercera en producción.

La primera en conseguir este penoso mérito fue la ministra socialista María Jesús Montero, al frente de Hacienda, que fue duramente abochornada en la Cámara en 2019 por impedir las entregas a cuenta a las comunidades autónomas, así como bloqueó la liquidación del IVA del año 2017.

Esta nueva reprobación llega por iniciativa de Ciudadanos que presentará en el próximo pleno del Parlamento el escrito para su debate, con el fin de que se castiguen las palabras del ministro ya que no va a ser cesado por un Pedro Sánchez, que sigue excusándolo.

 

La iniciativa, como ocurrió con la de Montero, podría recibir también el apoyo del PP y Vox, mientras que el PSOE-A y Unidas Podemos previsiblemente votarán de nuevo en contra, avalando así las palabras de Garzón referidas a la "mala calidad de la carne que se produce en España" y el "maltrato" de los animales.

Los ministros que ganan su sueldo por Andalucía y lo agradecen a base de castigos

El refrán 'nadie es profeta en su tierra' hace referencia a aquellas personas que consiguen el reconocimiento fuera de su tierra. En este caso, tendrá que luchar por esta opción, porque en su lugar de origen no sólo no se nota ningún motivo para aplaudirlos, sino todo lo contrario.

Lo curioso del asunto es que tanto Garzón como Montero son andaluces, el primero diputado por Málaga y la segunda por Sevilla. Sin embargo, desde Moncloa olvidan sus orígenes y castigan sin piedad a la comunidad a la que representan. Los paisanos que llegaron al Gobierno bajan al sur sólo cuando es tiempo de campaña, mientras que sus decisiones suponen un lastre para Andalucía.

Defienden a toda costa el 'sanchismo' que les ha llevado a ocupar su sillón, aunque olvidan que fueron los votos de los andaluces los que respaldan su representación en el Congreso. Por eso desde Cs han decidido que la queja llegue a la Cámara y quede reflejado de forma institucional.

 

También desde la propia Junta de Andalucía, a través primero del presidente Juanma Moreno, y luego por el portavoz, Elías Bendodo, se han unido al reproche y el consejero ha afirmado que "el Gobierno no puede poner en una diana al sector cárnico porque un ministro no sepa cuál es su trabajo o sus competencias sean tan limitadas que hace que se dedique a fastidiarnos a todos los demás".