| 21 de Octubre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Berrea en la sierra de Cazorla, Jaén.
Berrea en la sierra de Cazorla, Jaén.

Otoño: tiempo de berrea y recolecta

Los bosques de Andalucía son un reclamo turístico para contemplar el espectáculo de los ciervos en época de celo. También es fecha para recolectar moras, castañas y setas.

| Manuela Herreros Andalucía

Andalucía es el lugar perfecto para disfrutar de un verano de playa. Pero muchos ya han guardado las sombrillas y las hamacas y aunque aún las suaves temperaturas permiten apurar los últimos baños en el mar, el interés de turistas y autóctonos ahora mira al interior de la comunidad.

En el mes de octubre los bosques de Andalucía ofrecen multitud de posibilidades para disfrutar del tiempo libre y se produce uno de los espectáculos de la naturaleza que concentran mayor expectación. Se trata de la berrea de los ciervos, que tras superar un caluroso verano se activan y entran en periodo de celo. Sus bramidos se escuchan desde la caída del sol y durante la noche, para “informar” a los de su especie quien “manda” en el bosque.

Los ciervos, con su cornamenta renovada, se sitúan en los claros de vegetación para desde ahí lanzar sus bramidos, defendiendo el territorio de cara a otros machos, que acudirán para luchar por la zona y por las hembras que viven en ella. No sólo la voz, sino el sonido que producen los cuernos de los ciervos al chocar, impacta a todo aquel que decide pasar una noche en el bosque.

En Andalucía hay muchos espacios naturales donde contemplar esta muestra del instinto natural. Pero hoy dos lugares donde el espectáculo es excepcional: el parque natural de Los Alcornocales, entre las provincias de Málaga y Cádiz; y en la sierra de Cazorla, Segura y Las Villas, en Jaén. Hasta aquí se desplazan muchos curiosos para disfrutar de estos dos pulmones verdes y conocer estos comportamientos animales.

La berrea se produce en otros puntos de la comunidad como Doñana, la Sierra de Aracena y los Picos de Aroche en Huelva, la Sierra Norte de Sevilla o el parque de Hornachuelos en Córdoba, ya que estos animales se distribuyen por amplias zonas.

Llega la recolecta: setas, castañas y moras

En la estación otoñal además hay mucho más que hacer en el interior de Andalucía. Es época de recolecta y que mejor que el paseo campestre derive en un festín. El final de septiembre y octubre son los meses perfectos para recoger castañas, que comienzan a estar maduras y a caer al suelo. También las zarzamoras están listas para brindar sus frutos y aunque sus ramas llenas de pinchos no lo ponen fácil al recolector, mecerá la pena cuando las moras silvestres se conviertan en una deliciosa mermelada.

Pero hay un tesoro culinario aún mayor en estas fechas en el bosque. Se trata de las setas que generan una importante actividad en torno a ellas, pues cada vez son más los aficionados a la micología. Esta recolecta no es tan sencilla, requiere conocimiento, delicadeza y experiencia.

Con las primeras lluvias empiezan a reaparecer estos deliciosos y apreciados inquilinos, pero hay que saber identificarlos, por ello es recomendable sumarse a alguna de las actividades programadas por colectivos en toda la comunidad, para asegurarse una cosecha que no ponga en riesgo la salud. También es fundamental la forma de extraerlos, pues de ella depende que perduren en la siguiente temporada.

Algunas de las setas más populares son el rebozuelo, el robellón y el níscalo, así como boletus, gurumelos o las valiosas trufas. Eso sí, cada una de ellas tiene sus preferencias y se reproducen en diferentes tipos de bosque, unas bajo alcornoques y encinas, otras a los pies de los pinos y coníferas.

La micología se ha convertido en una actividad que reúne cada vez a más aficionados y es que no es de extrañar, porque además de disfrutar de la naturaleza, permite poner en el plato y degustar uno de los productos más valorados de la gastronomía.