| 01 de Febrero de 2023 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
El presidente andaluz en funciones, Juanma Moreno, firmando este miércoles su acta como diputado autonómico.
El presidente andaluz en funciones, Juanma Moreno, firmando este miércoles su acta como diputado autonómico.

Moreno fidelizó a los suyos y acaparó más del 17% de los votos del PSOE-A

El análisis postelectoral que realiza el CIS desvela que el PP-A consiguió convencer no sólo a los hasta ahora 'fieles' socialistas, sino que consiguió los apoyos del resto de formaciones.

| Manuela Herreros Andalucía

Después de poco más de dos semanas de las elecciones en Andalucía se conoce en mayor profundidad cuales han sido las razones del resultado, que ha otorgado una mayoría absoluta al Partido Popular de Juanma Moreno y ha dejado los peores resultados de la historia para los socialistas. 

Todo apuntaba a un fuerte trasvase de papeletas hacia el PP-A, provenientes del votante socialista, decepcionado por el Gobierno de Pedro Sánchez y hastiado de los escándalos de corrupción de los anteriores mandatarios de la Junta.

Pues esa 'contribución' al proyecto popular lo confirma el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), que cifra en el 17,5% los votantes del PSOE en las elecciones autonómicas de 2018 que optaron por el PP-A en los comicios del 19 de junio. El votante hasta ahora 'fiel', ya que mantuvo los socialistas casi cuatro décadas al frente del Gobierno andaluz, ha sucumbido a la gestión del primer mandato de Moreno, aunque lo cierto es que también ha seducido al resto de seguidores de otros partidos.

El estudio postelectoral se ha basado en 3.909 entrevistas que se realizaron entre los días 21 y 27 de junio y señala que la mayor transferencia de votos que recibió el PP procede de Ciudadanos (Cs), por cuanto el 71,1% de los votantes de este partido en 2018 lo hicieron por el PP-A en este 2022.

 

En el crecimiento del voto popular ha tenido que ver Vox por cuanto el 33,8% del voto a este partido en diciembre de 2018 ha ido a manos de los populares andaluces.

Otros contribuyentes de votos al PP-A ha sido los electores que ejercían por primera vez su derecho a voto al cumplir los 18 años de edad, ya que el 31,8% de éstos lo han hecho por los populares, así como el 39,3% de quienes no votaron en las elecciones de 2018 y el 47,1% de quienes no tenían derecho a voto.

También ha recibido el PP-A electores procedentes del Pacma (Partido Animalista contra el Maltrato Animal) en un porcentaje considerable. El 21,5% de los votantes que fueron del Pacma lo han sido del PP en este 2022 y a mucho mayor distancia, un 4,5% de los votantes de la coalición Adelante Andalucía de diciembre de 2018 optaron el domingo 19 de junio por el PP-A.

El PP fideliza a su electorado

El porcentaje de fidelidad del voto al PP-A en estas elecciones ha sido de un 86,6%, es decir se queda con la mayoría del apoyo de los que lo votaron en los anteriores comicios y solo sufre pequeñas fugas hacia otros partidos, de un 8,4% hacia Vox y de un 1,4% hacia el PSOE-A.

Con una lealtad de voto del PSOE-A de un 63%, porcentaje de votantes de 2018 que han vuelto a hacerlo este año por este partido, la fuga de voto socialista aparece por distintos frentes. Además de un 17,5% hacia el PP-A, ha sido de un 5,3% hacia la coalición Por Andalucía (integrada por Izquierda Unidas, Podemos Andalucía y Más País Andalucía) y de un 4,9% de la también coalición Adelante Andalucía, liderada por Teresa Rodríguez.

El partido que lidera Juan Espadas ha resistido con el votante de izquierda, porque un 13,6% de los votantes que fueron de la coalición Adelante Andalucía en 2018, así como un 5,6% que fueron electorales del Pacma entonces, un 2,4% de Cs y un 1,4% del PP-A. El 10,1% de los votantes que lo hacía por primera vez lo ha hecho por este partido.

En el caso de Vox, tercera fuerza en las elecciones, con una fidelidad de voto del 64,8% en 2022 en comparación con diciembre de 2018, como se ha señalado anteriormente, ha sufrido su mayor sangría de votos hacia el PP-A, que ha sido de un 33,8%.

La mayor contribución de votos que ha recibido Vox en 2022 en comparación con 2018 ha sido de un 11,1% de quienes han podido votar por primera vez en unas elecciones al alcanzar la mayoría de edad y de un 12,1% de quienes no votaron en 2018.