| 21 de Septiembre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Observación desde Sierra de Castril, Granada
Observación desde Sierra de Castril, Granada

Cómo ver las estrellas sin viajar en un cohete: Andalucía tiene una propuesta

El turismo astronómico crece en la comunidad en puntos estratégicos que gozan de la catalogación de la UNESCO como Reserva Starlight. La Junta actúa para reducir la contaminación lumínica.

| Manuela Herreros Andalucía

Uno de los placeres de la vida es contemplar el cielo por la noche para observar las estrellas. Quien no se ha tumbado una noche de verano a intentar encontrar alguna de las famosas constelaciones, una estrella fugaz o la vía láctea. Sin embargo, no todos los lugares ofrecen la misma experiencia a la hora de disfrutar del cielo nocturno.

Aunque parezca un asunto trivial, la observación del cielo mueve a aficionados y profesionales por todo el mundo, buscando esa oportunidad de capturar un movimiento singular de los astros o la calidad óptima en cuanto a condiciones climatológicas para estudiarlo. Uno de esos lugares especiales para este fin es Andalucía

Esa buena calidad del cielo nocturno de la que goza la comunidad se refleja en el dato de que el 82% del territorio dispone de cielos con oscuridad suficiente para observar la Vía Láctea y ello implica que el 17% de la población andaluza puede hacerlo sin salir de su pueblo. Y aquí está la clave para conseguir mantener esas condiciones, en reducir la contaminación lumínica.

Vía láctea desde la ermita del pueblo de Coín, Málaga (fotografía D. Fernández)

Para ello, la Junta de Andalucía arranca una nueva iniciativa dentro de su proyecto de “revolución verde”. La consejería de Desarrollo Sostenible ha iniciado los trámites para elaborar un Reglamento para la Protección frente a la Contaminación Lumínica en Andalucía, al considerar que la buena calidad del cielo nocturno de la que goza la región es un patrimonio natural que otorga un valor añadido a la diversidad biológica y geológica.

 

La amenaza de la contaminación lumínica como consecuencia de la utilización de instalaciones de alumbrado exterior que no cuentan con criterios de sostenibilidad está presente y por ello se proponen acciones concretas en este reglamento.

Se pretende prevenir, minimizar y corregir los efectos de la luz artificial hacia el cielo nocturno, preservar las condiciones naturales de oscuridad en beneficio de los ecosistemas, promover el uso eficiente del alumbrado y reducir la intrusión lumínica en zonas distintas a las que se pretende iluminar, especialmente en entornos naturales y en el interior de edificios residenciales.

El turismo astronómico en alza

Andalucía cuenta con un sello de calidad que avala la calidad del cielo nocturno y su idoneidad para la práctica de la astronomía y observación de las estrellas en unas condiciones óptimas. Un total de 67 municipios y zonas naturales como Sierra Nevada, Sierra de los Filabres en Almería, Sierra Morena y Sierra Sur de Jaén pertenecen al exclusivo grupo de destinos que gozan de la certificación internacional de la UNESCO como Reserva Starlight.

Muchos de los pueblos andaluces son puntos estratégicos para mirar al cielo, pero sin duda dos de los espacios más buscados por los aficionados y expertos son los observatorios astronómicos de Calar Alto, en Almería, y Sierra Nevada, en Granada, ambos de carácter internacional y de un elevado nivel científico.

Para preservar estos dos centros de observación y facilitar el trabajo de los científicos, el reglamento recoge su declaración como puntos de referencia, ya que se definirán las zonas de máxima afección en torno a los mismos y se establecerán condiciones específicas de iluminación. De esta forma también se responde a una reclamación histórica de estos profesionales.

Vista desde Minas del Centenillo, en Jaén.

Una cuestión laboral para unos y de ocio para otras muchas personas, debido a que el incipiente desarrollo del turismo astronómico está permitiendo incrementar la oferta vacacional durante todo el año, ya que cada vez son más las actividades vinculadas a la observación del cielo nocturno.

Un nuevo reclamo para los visitantes que la Junta no quiere dejar pasar, más aún al comprobar el incremento de pernoctas en Andalucía durante los meses de primavera y verano, especialmente en Sierra Nevada fuera de la temporada de esquí.

La lluvia de estrellas

También son muchas las actividades que giran en torno a la “caza de estrellas” propuestas por distintos Ayuntamientos o asociaciones durante este verano. Esta época es de especial interés porque se producen las brillantes lluvias de estrellas de acuáridas en julio y perseidas en agosto, por lo que Andalucía será el lugar perfecto para disfrutar de esta magnífica visión.

Una nueva forma de entender la protección de nuestro entorno que modifica la iluminación actual aplicando criterios sostenibles. Sin ellos, se causa daños a los ecosistemas provocando alteraciones en los ciclos vitales y en los comportamientos de especies animales y vegetales y también puede afectar a la salud de los ciudadanos. Además, repercutirá en una reducción del gasto energético en pueblos y ciudades y en la emisión de contaminantes a la atmósfera.