| 30 de Enero de 2023 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
La exdirectora del Patronato del Generalife y la Alhambra, María del Mar Villafranca, en los juzgados de Granada.
La exdirectora del Patronato del Generalife y la Alhambra, María del Mar Villafranca, en los juzgados de Granada.

Los socialistas, al banquillo de los acusados por la gestión de la Alhambra

La Audiencia de Granada inicia el juicio por el caso 'audioguías' con la exdirectora del monumento implicada, la socialista María del Mar Villafranca, para la que piden 5 años de cárcel.

| Manuela Herreros Andalucía

Los exdirigentes socialistas que 'se apoderaron' de la Junta de Andalucía y de todos sus organismos públicos durante más de tres décadas siguen acudiendo al banquillo de los acusados en los juzgados por supuesta corrupción. El nuevo frente abierto para el PSOE mira hacia Granada y a la gestión de uno de los monumentos más vsitados de España, ya que este lunes se juzga en la Audiencia de esta ciudad a la que fuera directora de la Alhambra, la socialista María del Mar Villafranca, y otras tres personas más en el llamado caso audioguías.

Después de ocho años de investigación arranca este juicio que se prolongará durante tres semanas, hasta el 25 de enero. Además Villafranca, que fue directora del Patronato del Generalife y la Alhambra durante once años, desde 2004 a 2015, fecha en la que dimitió al verse involucrada en el caso, se sientan como acusados la exsecretaria general de la Alhambra, Victoria Eugenia Chamorro; el administrador único de la empresa a la que se adjudicó el servicio de audioguías y el exjefe de la Sección Económica y Contabilidad de Ingresos en el monumento, José M. V. Todos ellos han sido procesados por delitos de prevaricación, malversación de caudales públicos y blanqueo de capitales, entre otros.

 

La Audiencia de Granada investiga las supuestas irregularidades en la adjudicación del servicio de audioguías en el monumento nazarí, durante la dirección socialista del monumento, y la Fiscalía ha solicitado cinco años de prisión para Villafranca y la exsecretaria general del monumento. Para el empresario al que se adjudicó el servicio de audioguías pide diez años de cárcel y multa de un millón de euros y para la empresa o persona jurídica Stendhall Museum Solutions, multa de 21.900 euros y su disolución.

El fiscal también solicita que los acusados indemnicen de manera conjunta y solidaria al monumento en 1.255.816 euros por los perjuicios económicos causados al Patronato de la Alhambra y Generalife. Esta cifra se elevaría en 258.169 euros más por los intereses devengados y no satisfechos hasta noviembre de 2018.

 

El perjuicio económico causado por la empresa Stendal Museum al Patronato sería consecuencia de los incumplimientos detectados en la ejecución del contrato de audioguías con el consentimiento y connivencia de las dos investigadas, según relata la Fiscalía en su escrito de acusación provisional.

La Junta de Andalucía está personada como acusación particular debido a los supuestos perjuicios ocasionados al monumento por este asunto entre 2004 y 2015. El PP también está personado como acusación popular y ha solicitado las mismas penas que la Fiscalía.

La exdirectora habla de "persecución"

María del Mar Villafranca, además de estar al frente de la gestión del monumento con los expresidentes de la Junta, Manuel CHaves y José Antonio Griñán, fue secretaria de Educación y Cultura de la Ejecutiva Federal del PSOE durante la etapa de Alfredo Pérez Rubalcaba como secretario general. Pero este no ha sido el único asunto que enturbió su cargo, aunque no tuvo las consecuencias del que ahora se investiga ya que se archivó.

La exdirectora del Patronato del Generalife y la Alhambra, María del Mar Villafranca, en los juzgados de Granada en 2017.

Mientras Villafranca ha defendido estos años que en el Patronato de la Alhambra se ha trabajado siempre "con rigor" y aplicando la ley, también en la adjudicación del servicio de audioguías del monumento, y que tanto ella como el resto de personas que han sido investigadas están sufriendo una "auténtica persecución".

"Me siento perseguida y víctima de esa persecución, lo mismo que una serie de funcionarios y empresarios en la Alhambra", señaló a los medios el 12 de junio de 2018 tras declarar ante el Juzgado de Instrucción 4 de Granada, que fue el encargado de instruir este caso.