| 02 de Diciembre de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
Juanma Moreno, el candidato del PP-A que se posiciona como vencedor de las elecciones en uno de los primeros actos de campaña en Málaga.
Juanma Moreno, el candidato del PP-A que se posiciona como vencedor de las elecciones en uno de los primeros actos de campaña en Málaga.

La papeleta de los andaluces que determinará el futuro de España

La suerte está echada y la campaña termina con un llamamiento masivo a la participación a los 6,6 millones de andaluces que tienen una 'calurosa' y decisiva cita con las urnas este domingo.

| Manuela Herreros Andalucía

En la decisión de los más de seis millones y medio de andaluces que están convocados a votar este domingo día 19 de junio está el futuro inmediato de la comunidad más poblada de España, pero también con sus papeletas determinarán el devenir del país.

Las elecciones autonómicas serán decisivas de cara a las generales que están previstas para 2023 y la inclinación del voto hacia el Partido Popular o el PSOE sería un anticipo del respaldo a Alberto Núñez Feijóo para forzar la salida de Pedro Sánchez y sus socios del Gobierno, o todo lo contrario.

Una jornada electoral la del domingo que genera mucha inquietud a las formaciones, que temen la escasa participación debido a varios factores, la mayoría de ellos ajenos a asuntos políticos. Y es que las elevadas temperaturas de esta ola de calor aún en primavera, pueden provocar que los ciudadanos prefieran ir a la playa que a votar o pueden aplazar la cita con las urnas a última hora de la jornada y que se les haga tarde en una caravana de regreso. Por eso, el llamamiento es a votar a primera hora (a partir de las 9.00 horas se abren los colegios) y 'dejar los deberes hechos'.

 

Además, a la seductora propuesta de un día de playa se une que en la comunidad se celebra la Fiesta del Corpus en provincias como Sevilla y Granada, donde ha sido festivo este jueves y muchos aprovechan para hacer puente y con las maletas de los viajeros se pueden también escapar votos.

El censo total de electores para este 19J es de 6.641.856 personas, de ellos 263.504 son residentes en el extranjero. Las provincias en las que se reparten más escaños son Sevilla que aporta más de 1,5 millones de electores y Málaga con casi 1,2 millones de posibles votantes.

Una deseada movilización

La movilización del máximo posible de electores es necesaria para los dos grandes partidos: PP y PSOE. Los populares salen respaldados por las encuestas que le dan una victoria, pero su objetivo es conseguir una mayoría suficiente para no tener que depender de otras fuerzas y renovar un gobierno que "ha funcionado", según los indicadores económicos y sociales. Juanma Moreno es el candidato mejor valorado y todo apunta a que puede duplicar su representación parlamentaria que es ahora de 26 diputados.

 Pero los que se juegan mucho más que el sillón de la Junta es el PSOE, con un Juan Espadas superado por la presión por la repercusión que tendrá la cita sobre Ferraz y con un votante con un sentimiento de decepción ante las políticas en el Gobierno de la Nación. Habrá que esperar a ver si es capaz de volcar la balanza electoral a su favor y levantar los desastrosos resultados que marcan los sondeos, que arrojan peores datos que los de 2018.

 

Una encuesta 'fija' que puede convertirse en sorpresa

Pero, a pesar del sofocante calor, al que todo hay que decir que está muy acostumbrado el andaluz, y de los festejos, a los que también, parece que si se ha despertado un sentir viendo como ganan terreno algunas formaciones por los extremos del arco parlamentario y defienden una fuerte ideología más que propuestas de gestión, por lo que se puede producir una sorpresa con una elevada participación.

Los candidatos a las elecciones andaluzas: Olona (Vox), Moreno (PP), Espadas (PSOE), Marín (Cs), Nieto (Por Andalucía) y Rodríguez (Adelante Andalucía).

 

Así lo señalan desde la coalición de izquierda Por Andalucía a través de su candidata Inmaculada Nieto, o el candidato de Ciudadanos y vicepresidente de la Junta, Juan Marín, que desconfía de los barómetros. Se ha implantado en esta campaña un mensaje de miedo a la posible entrada de Vox con Macarena Olona al frente en el Gobierno andaluz y esto puede condicionar al votante indeciso o aquel que pensaba quedarse en su casa y no echar su papeleta. Los sondeos también dan a Vox el doble de escaños que en 2018 cuando entraron con 12 diputados en la Cámara.

'Gobierno del cambio' o el 'dueño al cortijo'

Los comicios de 2018 supusieron el cambio más fuerte para la región, que había mantenido al frente de la Junta al PSOE-A durante 37 años, siendo la única comunidad de España donde no se había producido la alternancia política desde el inicio de la Democracia. Un cambio histórico que consiguieron el PP y Ciudadanos formando un pacto de gobierno estable que se mantiene hasta el último día, y que hace cuatro años también contó con el apoyo externo de Vox que favoreció la investidura de Moreno como presidente.

Tres años y medio después de este momento histórico toca que los ciudadanos hagan balance de la gestión, la más complicada para un gobernante de las que se recuerdan, marcada por una pandemia nunca antes vivida y una crisis económica que continuará según todas las previsiones.

 

Esta convocatoria electoral persigue poder combatir esa crisis de manera eficaz según el actual gobierno del PP-A, que quiere preparar todas las herramientas a su alcance para implantar medidas dirigidas a las familias y empresas andaluzas, paliando el golpe de la inflación sobre ellos. Este fue el motivo de Moreno para adelantar medio año los comicios y poder preparar un presupuesto para comenzar 2023 con capacidad de gestionar esta crisis a la que Pedro Sánchez es incapaz de poner freno y arrastra en su ineficacia al candidato Juan Espadas.

Los momentos decisivos de la campaña

Una vez que Moreno anunció el 25 de abril la convocatoria electoral todos los partidos activaron sus mecanismos para elegir candidatos, unos con más agilidad como el PP, a marchas forzadas y sacando a Susana Díaz y a los suyos lo hace el PSOE, otros manteniendo la incógnita hasta el final como Vox con Macarena Olona, mientras que la izquierda se sumergía en un dilatado proceso para conformarse.

Este último fue uno de los momentos más significativos de la precampaña, al ver como Podemos,  Izquierda Unida y Más País no conseguían un acuerdo y cuando lo logran lo formalizan de forma errónea fuera de plazo. Una alianza de seis grupos que fue rechazada desde casi el primer momento por Teresa Rodríguez, que ha preferido concurrir con Adelante Andalucía y protagonizar su tercer cartel electoral.

También ha ocupado muchos titulares la candidatura de Vox y el empadronamiento de Macarena Olona en el municipio granadino de Salobreña. El intento por apartarla de la campaña no ha funcionado y con Santiago Abascal de la mano ven en los comicios andaluces un trampolín para su progresión nacional.

Los dos debates "a seis" entre los candidatos han sido también muy seguidos a través de las pantallas por los andaluces y han marcado el final de la campaña, donde también han irrumpido los animales  convertidos en 'talismanes' de algunos grupos. De estos programas quedarán momentos divertidos para el recuerdo como las ya famosas torrijas de Marín, pero también 'la mano tendida de Olona a Moreno' para alcanzar un pacto de Gobierno como una de las últimas imágenes.

Pero por mucho que parezca que casi todo está decidido, aún queda conocer el resultados con el cierre de los colegios electorales a las 20.00 horas del domingo y ver si existe una victoria clara para formar un gobierno monocolor, posibles pactos o incluso una posible repetición electoral.