| 17 de Noviembre de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
Baños árabes Hernando de Zafra, situados en la calle Elvira de Granada.
Baños árabes Hernando de Zafra, situados en la calle Elvira de Granada.

El peso de la Alhambra beneficia al resto del patrimonio de Granada

El Patronato que gestiona el monumento anuncia la rehabilitación de uno de los baños árabes más importantes del centro. El hamman de Hernando de Zafra del S.XII se prepara para ser visitado.

| Manuela Herreros Andalucía

El monumento más visitado de Andalucía, la Alhambra, supone el gran polo de atracción turístico y económico para Granada. En los últimos años la filosofía de conservación y difusión del palacio nazarí no sólo se centra en el propio conjunto, sino que pilota sobre la recuperación de los valiosos restos de esta época de esplendor que se distribuyen por la ciudad.

El Patronato de la Alhambra y Generalife mira a Granada y ha iniciado la redacción del proyecto de consolidación del baño de Hernando de Zafra, necesario para el desarrollo de las obras encaminadas a solucionar los problemas de conservación que presentan las estructuras que conforman este hammam, ubicado en la calle Elvira de Granada.

Concretamente, los baños árabes, llamados también Casa de las Tumbas, fueron construidos a finales del siglo XII o principios del siglo XIII, y vivieron una importante reforma tras su adquisición por Hernando de Zafra, secretario de los Reyes Católicos. Se trata de uno de los tres baños medievales que conserva la ciudad, junto con el de la calle del Agua y el de El Bañuelo, dado que la mayoría fueron demolidos en el siglo XVI.

El hamman pertenecía al antiguo barrio nazarí de Bab IIbira, situado en el extremo septentrional de la medina, en la calle que se desarrollaba desde la puerta que le daba acceso en el extremo noroccidental del Albaicín y finalizaba en las proximidades del río Darro, en la confluencia con el inicio del Zacatín.

El barrio contaba con una mezquita, ubicada en la actual iglesia de San Andrés, con dos escuelas y varias rábitas, además del cementerio de la Puerta de Elvira. En la actualidad, el baño queda próximo a la esquina formada por las calles Elvira y San Andrés, estando hasta época reciente bajo las plantas de varias edificaciones de viviendas.

El proyecto que saca a la luz uno de los tesoros granadinos

La iniciativa que se pone en marcha nace del Patronato de la Alhambra y Generalife, dependiente de la Junta de Andalucía. Su directora, Rocío Díaz, ha hecho el anuncio y ha destacado que ahora se da "un paso más para recuperar este enclave único y ponerlo al servicio de los granadinos tras años de abandono". Esta intervención se centrará en la consolidación de la construcción, "respetando su valor histórico y manteniendo los elementos y valores originales del inmueble y sus pervivencias".

El arquitecto conservador de la Alhambra, Antonio Peral, ha adelantado que, paralelamente a la redacción del proyecto de consolidación, se trabaja en la recuperación de la totalidad de las parcelas que originariamente ocupaba el baño porque, según ha reconocido, este proyecto "no podía esperar más". Esta será la primera fase para la recuperación del hamman, "que culminará con una segunda fase para su valorización y adecuación para la visita".

La redacción del proyecto, que tiene un presupuesto de 16.819 euros, recogerá el conjunto de los problemas a resolver, las necesidades de conservación y las propuestas de carácter material, constructivo, estructural y estético compatibles con el mantenimiento de la autenticidad del edificio histórico, a través de la preservación de su materia y su carácter.