| 26 de Septiembre de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
Ceremonia Toro Nagashi en Coria del Río, Sevilla.
Ceremonia Toro Nagashi en Coria del Río, Sevilla.

La ceremonia japonesa que enamora a los sevillanos

El río Guadalquivir se ilumina por miles de farolillos a su paso por Coria del Río, donde se ha implantado la tradición de Toro Nagashi, un símbolo de paz para los japoneses que suma adeptos

| Manuela Herreros Andalucía

Este lunes 15 de agosto son muchas las localidades andaluzas las que se sumergen en festividades religiosas, los vecinos procesionan a la Virgen de la Asunción, la Fuensanta o Los Reyes por las calles de pueblos y ciudades. Pero en medio de este hondo fervor de los andaluces, en la provincia de Sevilla se implanta una tradición llegada del otro lado del mundo.

El municipio de Coria del Río celebra esta noche la ceremonia del Toro Nagashi, una tradición japonesa para "velar por las almas y desear la paz en el mundo", en la que las aguas del río Guadalquivir se iluminan por miles de farolillos, que comienzan su 'navegación' cargados de espiritualidad en la puesta de sol.

Un evento que cada edición suma adeptos y ha pasado a ser una concentración de pocas decenas de personas a ser multitudinaria. La primera vez que la localidad celebró esta tradición japonesa fue en 2017 y solo asistieron "unas 50 personas". Sin embargo, en 2018 se reunieron más de 1.000 personas y en 2019 se contabilizaron más de 3.000 asistentes, por lo que se espera que esta vez se superen todas las expectativas.

Además, esta velada es prueba la estrecha relación de Coria del Río con el país nipón, a la que unió para siempre su historia a raíz de la expedición de la embajada Keicho, llegada desde Japón a España en 1614, que hizo escala en este pueblo sevillano para fraternizar hasta hoy.

Esta tradición japonesa solo se celebra fuera de Japón y siempre tiene que contar con alguien nacido en el país oriental como testigo, según ha explicado el Ayuntamiento coriano que reúne a miles de personas en el Paseo Carlos de Mesa para lanzar los farolillos al río, que son biodegradables. Desde el Consistorio señalan que el acto está "lleno de espiritualidad, esteticismo y sentimiento nipón, que tiene como eje el Yashiro en Orilla", conocido como 'Templo de las Almas'.

Ejemplo de unión de culturas que ha despertando toda una agenda anual de actividades para atraer a vecinos y curiosos, que igual pueden comer albures en adobo que sushi y acompañarlo igual de vino o saque, en este pueblo situado a la orilla del Guadalquivir.