30 de Julio de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Juanma Moreno, presidente de la Junta y líder del PP-A
Juanma Moreno, presidente de la Junta y líder del PP-A

Juanma Moreno pone la proa a su reelección con una subida histórica de 17 puntos

El presidente de la Junta de Andalucía amplía su ventaja respecto al PSOE pese a la llegada de Juan Espadas, según el CIS andaluz. Aun así necesitaría para gobernar a Cs o a Vox.

| Manuela Herreros Andalucía

Juanma Moreno camina con paso firme hacia su reelección como presidente de la Junta de Andalucía, a tenor de los resultados que este lunes arroja el Barómetro Andaluz del Centro de Estudios Andaluces, el CIS andaluz.

Según el mismo, los andaluces respaldan la política de Moreno y el PP andaluz ganaría con holgura las próximas elecciones autonómicas. Tal es así que se situaría al borde de lograr la mayoría absoluta.

El PP se va superando a sí mismo, ya que obtendría el 37,9% de los votos frente al 20,7% que alcanzó en 2018, pero también a sus rivales. El principal de ellos el PSOE, ahora liderado por Juan Espadas, con el que marca una distancia de 14,6 puntos, ya que alcanzaría el 23,3% de los sufragios.

Esto cambia el color del arco parlamentario, ya que en estos momentos el PSOE está representado con 33 diputados, frente a 26 del PP. Y el panorama daría la vuelta, ya que el sondeo coloca a los populares en una horquilla de 48-52 escaños y a los socialistas bajando a 28-29.

El barómetro se hace público en medio de las especulaciones sobre un adelanto electoral que tantas veces ha negado Moreno; alegando la necesidad de agotar la legislatura y dar estabilidad a Andalucía en esta fase de salida de la pandemia por Covid-19 y de la crisis económica.

Moreno no lograría, por poco, una mayoría absoluta, ya que ésta se marca en 55 escaños y tendría que volver a buscar socios de gobierno. El actual, Ciudadanos, se desploma y cae hasta situarse como quinta fuerza, tan sólo aspiraría a 7-8 escaños (8,7% de los votos), frente a los 21 que tiene en estos momentos.

Juan Marín se levanta de su escaño.

 

La formación naranja con Juan Marín a la cabeza pierde apoyo entre la ciudadanía, al igual que lo hace en el resto del país, protagoniza crisis en diferentes ayuntamientos como Granada y Jaén y, aunque es partido de gobierno, no sale de la sombra de los populares. Sin embargo, este socio moderado aún le serviría una vez más a Moreno para gobernar la Junta de Andalucía.

También podría darse la mano con Vox, que según el sondeo se mantiene con los 12 representantes en la Cámara andaluza y un 11,4% en intención de voto, levemente superior al 11% del 2018. Este grupo que tiene a Manuel Gavira como portavoz y que en este mandato ha sido el socio externo de PP y Cs podría volver a ser la llave al sillón de la Junta. Aunque sus idas y venidas, sus apoyos y bloqueos a la gestión, han marcado su posición durante sus últimos meses, sin gustarle mucho a Moreno.

A través de esta encuesta, en la que se han entrevistado a 3.600 personas, se desprende que el bipartidismo se impone en la comunidad. El predominio socialista que ha gobernado casi 40 años Andalucía ha encontrado rival y estos dos años y medio de Junta en manos de los populares parece que han sido suficientes para asentar al partido de centro en la Junta.

El PSOE reformado de Espadas tendrá que darse mucha prisa si quiere luchar por llegar de nuevo al poder, por lo que busca alargar los plazos y que los comicios autonómicos se convoquen en su tiempo y forma, es decir, para 2022. Porque, además, sus posibles socios, los partidos de izquierda siguen sin conseguir buenos datos en este termómetro.

Aquí el sondeo distingue entre Unidad Podemos y Adelante Andalucía. El primero de ellos, compuesto por Izquierda Unida Podemos se situaría con 9-10 diputados, mientras que el grupo liderado por Teresa Rodríguez podría conseguir como mucho 2 representantes en la Cámara. Entre ambos suman en la actualidad 17 diputados, pero su fractura interna hace que la confianza de los ciudadanos caiga y juegue un papel muy débil ante unas posibles elecciones, ya que no les serviría al PSOE para obtener la mayoría absoluta.

Nada como el tiempo para ver cuáles son las estrategias políticas de cada uno de los protagonistas. Por un lado, el PP quiere demostrar que en su primer estreno en la Junta está preparado para dirigir el futuro de Andalucía, con grandes proyectos y bajada de impuestos, que convencen a los andaluces según las encuestas.

Mientras el alcalde de Sevilla, Juan Espadas, se encarga en estos primeros días al frente del PSOE-A de ensalzar su apuesta por el municipalismo y separarse de la política que representaba Susana Díaz y sus antecesores, marcada por los casos de corrupción y el enchufismo.