| 05 de Diciembre de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse

La experiencia de Halloween más terrorífica en un auténtico pueblo de brujas

Nos sumergirnos en las tierras mágicas de Soportújar, un pequeños pueblo de la Alpujarra de Granada, donde desde hace siglos se mantiene viva la creencia de que habitan brujas.

| Manuela Herreros Andalucía

Si hay un plan en Andalucía para celebrar Halloween de la forma más auténtica nos tenemos que elevar hasta los 1.00 metros de altitud para llegar al pequeño pueblo de Soportújar, situado en el Parque Nacional de Sierra Nevada. En esta localidad rodeada por bosques y con menos de 300 residentes, habitan multitud de seres mágicos, y aunque parece que vive de fiesta todo el año, lo cierto es que es que tiene sus motivos para ser conocido como 'el pueblo embrujado' de la Alpujarra granadina.

Sus estrechas calles, una de ellas con sólo 50 centímetros de anchura, sus plazas, casas y bares hacen continuas referencias a un mundo mágico, aún más en la Noche de las Brujas que será el sábado día 5 de noviembre y  donde el pueblo se llena de sombreros negros y escobas voladoras.

Un momento perfecto para disfrutar del ambiente del pueblo hasta donde llegan en excursión numerosos visitantes para seguir la terrorífica 'ruta del embrujo' donde encontrarnos a nuestro paso malignas hechiceras, dragones y serpientes, pero también servirá para conocer mejor la historia del pueblo que se mezcla con la leyenda.

Y es que en el siglo XVI, durante el reinado de Felipe II, se vivió en esta comarca de Granada la Rebelión de las Alpujarras que se saldó con la expulsión de los moriscos de estas tierras, que fueron repobladas con emigrantes gallegos, en su mayoría. Con los nuevos residentes llegaron sus diferentes tradiciones y las 'meigas'.

Como consecuencia se fueron extendiendo las leyendas por toda la comarca en las que los vecinos aseguraban haber visto brujas volando, aquelarres y conjuros de magia negra, a lo que se sumaba el oscurantismo de la época debido a la amenaza de la Inquisición. Así, entre todos, crearon el pueblo embrujado de Sopotújar.

También hay otras teorías que apuntan a que esta es una de las zonas más aisladas de la Alpujarra Alta de Granada y las mujeres de estas tierras eran conocedoras de las propiedades de numerosas plantas que utilizaban como remedios curativos.

Siguiendo la 'Ruta del Embrujo'

La historia y sus rumores le han otorgado alas a esta localidad para reforzar aún más la idea y convertirla en un verdadero reclamo turístico. Una visita irresistible, sobre todo para realizar una excursión con niños y más aún en estas fechas en las que se organizan actividades aprovechando que el decorado de Halloween ya está montado y el entorno natural único.

Arañas gigantes, serpientes y muchas brujas se esconden en cada rincón del pueblo alpujarreño. Nada más comenzar la ruta llegaremos a la cueva del Ojo de la Bruja, donde encendía sus calderos para preparar pócimas; tras ella nos toparemos con la gran bruja Babayaga que impresiona a pequeños y mayores con sus tres metros de altura y es la encargada de dar la bienvenida a los curiosos que se acercan a la localidad.

A partir de ahí comienza la aventura para descubrir su casa de madera que reposa sobre unas grandes patas de gallina, el museo que expone libros con hechizos, la Fuente del Dragón, la Casa de Hansel y Gretel y un sinfín de motivos que despiertan nuestro lado más misterioso.