| 30 de Septiembre de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
Pantano de La Viñuela situado en el término de Vélez Málaga, al 12% de su capacidad.
Pantano de La Viñuela situado en el término de Vélez Málaga, al 12% de su capacidad.

El reto de la Junta: frenar una sequía que ya amenaza al abastecimiento humano

Planifica la ejecución de las obras hídricas de los dos decretos de sequía, con 143 millones de inversión, ante la falta de agua con los embalses al mínimo y un Gobierno ausente al problema.

| Manuela Herreros Andalucía

Ya lo anunció el presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, en sus primeras intervenciones al revalidar su cargo al frente del Gobierno andaluz: "Esta va a ser la legislatura del agua". Los populares se marcan como prioridad dar solución a las deficiencias en materia hídrica en la comunidad, golpeada por una fuerte sequía que pone en riesgo los cultivos o el ganado, pero también los recursos para el consumo humano.

Con los pantanos por debajo del 30% de su capacidad y con restricciones en el suministro en municipios de Huelva, Málaga, Córdoba o Granada, el asunto se presenta como un problema a resolver de forma urgente y por ello el Ejecutivo de Moreno ha creado una secretaría específica para el agua que ya tiene importantes proyectos por delante.

Así lo ha explicado la consejera de Agricultura, Pesca, Agua y Desarrollo Rural, Carmen Crespo, que ha mantenido una reunión de trabajo para planificar las acciones que arrancan con la finalización de las obras de los dos decretos de sequía, que contemplan 143 millones de inversión. Y es que, como ha manifestado, "evidentemente no podemos hacer que llueva, pero sí podemos poner a disposición de la ciudadanía las infraestructuras necesarias que nos permite la tecnología para evitar que tengamos dificultades adicionales".

 

Crespo ha recordado que desde la Junta tienen claro que hay que apostar por no desdeñar ninguna fuente hídrica. "Estamos a favor de las interconexiones hídricas, las conducciones, las aguas subterráneas, el agua desalada y, por supuesto, de las aguas regeneradas" para los regantes. Al respecto, la consejera ha recordado que "desde la Consejería ya trabajamos en el que será el II Plan de Aguas Regeneradas, así como en nuevas conexiones de nuestra competencia" porque, como ha añadido, "cada gota cuenta".

Carmen Crespo ha recordado que el Ejecutivo andaluz puso en marcha una línea de ayudas de 25 millones de euros, que está pendiente de resolución, 10 millones para respaldar infraestructuras de conexión con estaciones depuradoras de aguas regeneradas (EDAR) y los 15 millones restantes para nuevos regadíos abastecidos con estos recursos hídricos adicionales.

La Junta pide "cogobernanza" al Estado de los fondos hídricos

La consejera andaluza ha subrayado la importancia de mejorar la eficiencia en el uso de los recursos y ha advertido de que "el Gobierno de España tiene que colaborar también para evitar que siga acrecentándose la desventaja de Andalucía y otros territorios del sur con respecto a territorios con mayor disponibilidad hídrica".  Crespo ha vuelto a pedir al Ejecutivo de Pedro Sánchez una reprogramación de los fondos Next Generation "para que vengan más recursos para el agua". Y ha insistido en la necesidad de que exista "solidaridad entre territorios".

El agua no puede tratarse como un tema político, sino socioeconómico: no es de nadie, es de todos.

Crespo ha pedido, además, la convocatoria "urgente" de la Mesa Nacional de la Sequía, donde demandará, una vez más, la puesta en marcha de las obras hidráulicas de interés general del Estado. Entre ellas, la ampliación de desaladoras como, por ejemplo, las de Carboneras o el Campo de Dalías, en la provincia de Almería, así como una bonificación, como mínimo, hasta los 0,30 euros, no solo para el regadío, también para municipios que se surten mayoritariamente de esta fuente hídrica para su abastecimiento.

 

Por otra parte, la consejera anima al sector a participar de forma activa en el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia (Perte) del agua para que "Andalucía pueda tener la mayor presencia posible y pueda beneficiarse de esta financiación europea". Al respecto, Crespo ha manifestado la "importancia de que el Gobierno de España permita una cogobernanza en materia hídrica con las comunidades autónomas a la hora de decidir el destino de los fondos que han de venir para paliar los efectos de la sequía y garantizar el suministro de agua".

El Gobierno de Andalucía ha movilizado entre los dos decretos de sequía 143 millones de euros para obras hidráulicas fundamentales en las cuencas que son de su competencia, como son la Guadalete-Barbate, Tinto-Odiel-Piedras y Cuencas Mediterráneas. Éstas suponen solo el 33% del territorio andaluz, con el 67% restante, la Cuenca Hidrográfica del Guadalquivir, con competencia estatal.