| 05 de Diciembre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Los presidentes del PP en España y Andalucía, Pablo Casado y Juanma Moreno, en el centro de la imagen junto al presidente del PP de Málaga, Elías Bendodo, y la alcaldesa de Alhaurín el Grande, Antonia Ledesma.
Los presidentes del PP en España y Andalucía, Pablo Casado y Juanma Moreno, en el centro de la imagen junto al presidente del PP de Málaga, Elías Bendodo, y la alcaldesa de Alhaurín el Grande, Antonia Ledesma.

El PP quiere seguir 'cocinando' la receta del cambio

El PP celebra su tradicional inicio del curso político en Alhaurín el Grande (Málaga). Pablo Casado augura que el presidente de la Junta, Juanma Moreno, seguirá siéndolo por "muchos años"

| Manuela Herreros Andalucía

“Todo el apoyo y cariño del PP a nivel nacional”. Este ha sido el mensaje que ha traslado el presidente del PP, Pablo Casado, a su homólogo en Andalucía y presidente de la Junta, Juanma Moreno. Ha sido durante el acto simbólico del arranque del curso político que tradicionalmente tiene lugar en Málaga, con un plato de huevos fritos con patatas por delante.

Un encuentro fijado en la agenda popular que ha tenido como escenario un restaurante de Alhaurín el Grande, tierra de la familia paterna del presidente andaluz y de la conserva muchos recuerdos. En un ambiente distendido, Casado ha destacado a Moreno como referencia de “buen gobierno”. El presidente andaluz goza de toda la confianza para seguir tomando las decisiones que más convengan a Andalucía. Y es que parte del éxito de la política de la Junta, según Casado, es que han sabido “entender las necesidades de los ciudadanos”.

Unos andaluces lastrados por el gobierno socialista durante décadas en la Junta, que supone aún un obstáculo para el actual Ejecutivo. El propio Moreno ha incidido en que, en esa herencia del PSOE, “hay inercias, hay equipos, hay estilos, chiringuitos, dejadez y todo eso durante 37 años nos ha golpeado y de una manera dura".

Complicado, pero no imposible. Moreno reconoce la dificultad que supone superar casi cuarenta años de estancamiento, pero apunta a que “el cambio funciona”. La fórmula se basa en la bajada de impuestos, la eliminación de trabas burocráticas para favorecer la implantación de empresas y el incremento de las inversiones en sanidad y educación de forma prioritaria.

Todo ello, provocarán según Casado que el líder andaluz revalide su cargo en las próximas elecciones en la comunidad. "Moreno está siendo un gran presidente de la Junta y lo va a seguir siendo muchos años, porque ha entendido lo que hacía falta en esta tierra", ha agregado.

El problema para los andaluces es sin duda el paro y, por ello, los intervinientes del PP han recordado los últimos datos de este segundo semestre del año, que sitúan a Andalucía liderando la creación de empleo en España.

"Todo esto no es casual", afirma Moreno, que basa el resultado en el trabajo honesto. Sin embargo, ha pedido tiempo para que la transformación de la comunidad sea aún mayor y reconoce que no se consigue en cuatro años.

Moreno también ve a Casado presidente de España

Mientras que la ciudadanía andaluza respalda la gestión del gobierno de coalición de PP y Cs en Andalucía, no ocurre lo mismo en España, donde los presidentes populares ven como el PSOE de Sánchez genera cada vez mayor desconfianza en el país.

Casado califica al PSOE nacional como “una jaula de grillos”. Para el PP la nueva “purga” que ha anunciado esta misma semana Sánchez en su gobierno, “lastra la confianza de los españoles” en él. Haciendo así un juego de palabras para aludir a la destitución de la ministra Adriana Lastra, entre otros cambios que sufrirá el grupo socialista en el Congreso de los Diputados y el Senado.  

Se enredan en asuntos que no tienen que ver con el interés de los españoles para “dar la espalda a los problemas”, ha afirmado el líder andaluz, convencido de Casado es la única alternativa para combatir las dañinas políticas de Sánchez con las comunidades. “Cambiarás el rumbo, ese mal rumbo que ha trazado Sánchez, para devolvernos el orgullo de este gran país y nación", ha concluido.

Con estas intervenciones se da el pistoletazo de salida a un año en el que el PP se juega mucho en su primer mandato al frente de la Junta de Andalucía y con el reto que ha supuesto gestionar la pandemia. Pero la fortaleza del grupo mostrada hoy ante los fogones, han sido prueba de que echarán el resto hasta el final de legislatura para continuar cocinando la receta del cambio.