| 23 de Enero de 2023 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
El expresidente de Invercaria Tomás Pérez Sauquillo.
El expresidente de Invercaria Tomás Pérez Sauquillo.

El expresidente de Invercaria quiere librarse también con un indulto como Griñán

Inmerso en un nuevo juicio, Pérez Sauquillo anuncia que recurrirá ante el Constitucional la condena a tres años y medio de cárcel del Supremo y solicitará al Gobierno la medida de gracia.

| Manuela Herreros Andalucía

Los responsables de la corrupción en la etapa socialista en el Gobierno andaluz buscan escapar de las condenas que se producen en cascada de los tribunales. El último en maniobrar para no entrar en la cárcel es el expresidente de la empresa de capital de riesgo Invercaria de la Junta de Andalucía, Tomás Pérez-Sauquillo, que estuvo al frente de la entidad pública que debía impulsar aquellos proyectos de interés para la comunidad pero que acabó siendo un fraude.

Ahora el expresidente ha anunciado que prevé interponer un recurso de amparo ante el Tribunal Constitucional, frente a la sentencia del Tribunal Supremo que ratifica la emitida por la Audiencia de Sevilla que le condena a tres años y medio de prisión, por un delito de prevaricación en concurso con un delito de malversación por la concesión arbitraria de un préstamo de 100.000 euros a la empresa Aceitunas Tatis. Un recurso que justifica en atisbar "contradicciones" y una "falta de tutela judicial efectiva", con la petición paralela de suspender la ejecución de la condena durante la tramitación de dicho recurso.

Pero Pérez-Sauquillo va más allá y quiere lo mismo que los condenados por los ERE, por lo que ha anunciado que solicitará al Ministerio de Justicia un indulto parcial, avisando de que "si se concedieran indultos en los ERE y no en Invercaria, el trato de favor sería descarado, sería de broma", en alusión a a los indultos parciales pedidos por el expresidente socialista de la Junta de Andalucía José Antonio Griñán y el resto de ex altos cargos de la Administración andaluza condenados por la Audiencia de Sevilla a penas de cárcel por el mecanismo de financiación de los expedientes de regulación de empleo (ERE) fraudulentos y ayudas directas y arbitrarias a empresas.

Las condenas se le acumulan al responsable de Invercaria

En una entrevista en El País, Pérez-Sauquillo aborda la situación que afronta como consecuencia de las diferentes piezas separadas en la que se divide la macro causa correspondiente a la gestión de la empresa de capital de riesgo Invercaria, adscrita a la Agencia de Innovación y Desarrollo de Andalucía (IDEA). Tantas como condenas va recibiendo.

Sobre Pérez-Sauquillo, recordémoslo, pesa la citada condena a tres años y medio de cárcel por el préstamo de Invercaria a la empresa Aceitunas Tatis, ya confirmada por el Supremo; además de otras condenas a dos años y tres meses de prisión por los gastos de personal de la entidad que presidía; a tres años de cárcel por el préstamo participativo de 300.000 euros concedido a la empresa jiennense Fumapa y a la misma pena por las ayudas por 1,5 millones de euros concedidas por Invercaria a la sociedad Cedes Electria.

 

Actualmente, la Sección Cuarta de la Audiencia de Sevilla celebra el juicio correspondiente a los préstamos por importe de 716.000 euros concedidos por Invercaria a la entidad Ferias Internacionales Virtuales de Andalucía (FIVA), un proceso en el que Pérez-Sauquillo figura también como acusado.