| 17 de Octubre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
El presidente Juanma Moreno, junto con el consejero de Hacienda, Juan Bravo, y el vicepresidente de la Junta, Juan Marín, tras la aprobación de los anteriores presupuestos.
El presidente Juanma Moreno, junto con el consejero de Hacienda, Juan Bravo, y el vicepresidente de la Junta, Juan Marín, tras la aprobación de los anteriores presupuestos.

Andalucía logra la cuadratura del círculo: bajar impuestos y recaudar más

El Gobierno de Moreno apostó por reducir la presión presión fiscal, como con Patrimonio, y los resultados hablan por sí mismos: a cierre de junio se recaudó un 3,94% más.

| Manuela Herreros Andalucía

La política económica de la Junta de Andalucía del gobierno de Partido Popular y Ciudadanos da buenos resultados. Juanma Moreno está demostrando que bajar los impuestos y conseguir a la vez mayores ingresos en las arcas públicas es posible y la estrategia fiscal está funcionando.

Según las estadísticas de la consejería de Hacienda de la Junta basándose en el cierre de las cuentas a junio de este año, se ha incrementado la recaudación por impuestos directos e indirectos en un 2,49%, en comparación al mismo periodo del ejercicio anterior. Se ha pasado de ingresar 7.873 millones de euros a 8.069 millones.

La disminución de la presión fiscal repercute en el bolsillo de los ciudadanos y empresas y eso incentiva la actividad económica. Estas cifras siguen dando resultados positivos, aunque levemente menores que si lo comparamos con el ejercicio de 2019, donde creció un 3,19 %. Los efectos de la pandemia se han dejado notar, pero la economía andaluza ha resistido al golpe.

En cuanto a los impuestos directos que gestiona la comunidad, como el de Sucesiones y Donaciones, el de Patrimonio y la tarifa autonómica del IRPF, se produce un leve descenso de 0,26 % en junio con respecto al mismo mes de 2020, rondando la recaudación de 2.900 millones de euros en ambos ejercicios.

Los impuestos indirectos recogen las transmisiones patrimoniales y los actos jurídicos documentados, así como impuestos a las Actividades de Juego, a transportes e hidrocarburos, así como las tasas de las consejería y agencias, entre otros. En ellos es donde se experimenta una mayor crecida, del 4,06%, pasando de 4.921 a 5.120 millones de euros.

Las bonificaciones y su efecto multiplicador

Una de las principales medidas que puso en marcha el gobierno de Juanma Moreno nada más entrar en el gobierno de la Junta de Andalucía fue la bonificación de diferentes impuestos, entre ellos el de Sucesiones y Donaciones. Pasó de ser uno de los más altos de toda España a bajar estrepitosamente al aplicar bonificaciones del 99%, tal y como prometió el presidente andaluz durante su campaña electoral.

Y ahora, después de dos años y medio de gobierno, con muchos de los meses inmersos en la pandemia por coronavirus, ya se pueden analizar los resultados que han generado la bajada de estos impuestos para los ciudadanos.

La recaudación por el Impuesto de Sucesiones y Donaciones ha crecido un 144% de junio de 2021 con respecto al año anterior. La Junta ha pasado de percibir 50 millones de euros a 123 millones en 2021, unos datos que también contrastan con 2019 en los que se recaudaron 97 millones. Además, la rebaja de este impuesto se amplía con la reforma prevista para 2022, pasando a beneficiar también a hermanos, tíos y sobrinos, que aún no estaban contemplados.

Otro de los tributos que gozan del descuento que aplicó el Ejecutivo son el de Transmisiones Patrimoniales y el de Actos Jurídicos Documentados. En ellos también se puede hacer un balance muy positivo ya que se incrementa la recaudación en un 44 y 31%, respectivamente.

Dentro de los impuestos indirectos que se ingresan en las arcas públicas destaca considerablemente el que se impone a las Actividades de Juego, tanto presencial como no. La estrategia de la consejería de Hacienda que dirige Juan Bravo, ha sido también la de la rebaja fiscal hacia esta actividad que genera 5.000 empleos directos en la comunidad. En el mes de marzo, se llevó al Parlamento un paquete de reformas para apoyar a estas empresas, al mismo tiempo que se aprobaban medidas de mayor control sobre los establecimientos y sanciones.

El consejero de Hacienda de la Junta de Andalucía, Juan Bravo (PP).

 

La incidencia en la recaudación tras la implantación de esta reforma se verá con mayor claridad el próximo año. Sin embargo, si comparamos 2020 con 2021 en la modalidad no presencial se pasa de 5,8 a 13,2 millones de euros, lo que supone un incremento del 128 %. En el caso del juego presencial, marcado por las restricciones a la movilidad por la pandemia también aumenta, aunque en menor medida. Un 90%, de 16 a 31 millones de euros, según la estadística elaborada por la consejería de Hacienda.

La evolución económica respalda las decisiones de Juanma Moreno y su equipo, que ya ha anunciado que seguirá aplicando su política de bajada de impuestos hasta el final de la legislatura. Por ahora, la economía andaluza sigue creciendo por encima de la media española y siendo la comunidad española que mayor empleo genera.