| 19 de Octubre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
La ministra de Derechos Sociales, Ione Belarra; el presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno; y la consejera de Políticas Sociales, Rocío Ruiz, hoy durante la firma del acuerdo en Sevilla.
La ministra de Derechos Sociales, Ione Belarra; el presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno; y la consejera de Políticas Sociales, Rocío Ruiz, hoy durante la firma del acuerdo en Sevilla.

La “feliz excepción” de los fondos europeos para Andalucía

La Junta de Andalucía y el Ministerio de Derechos Sociales firman el acuerdo que recoge los primeros fondos europeos Next Generation para la comunidad. 450 millones para asistencia social.

| Manuela Herreros Andalucía

La reclamación de la llegada de los fondos Next Generatión que la Unión Europea ha liberado para la recuperación de los efectos de la pandemia, ha sido uno de los caballos de batalla del presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno. En diversas ocasiones el Ejecutivo de la comunidad ha pedido al central de Pedro Sánchez, información y ejecución de las partidas para Andalucía.

Han sido meses de espera, pero llegan los primeros fondos y van destinados a mejorar la asistencia social. Hoy jueves, en el Palacio de San Telmo se ha firmado el acuerdo de colaboración entre la Junta de Andalucía y el Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030, que recoge un total de 450 millones de euros para la región en los próximos tres años. Concretamente, llegarán a la comunidad andaluza 125 millones este año, 154 millones en 2022 y 171 en 2023.

El presidente andaluz ha explicado que este dinero servirá para afrontar una urgente recuperación social que dé respuesta efectiva al cúmulo de situaciones y necesidades generado por la pandemia, la recesión económica y sus efectos colaterales y mejorar de forma sustancial el Estado del Bienestar.

El buen entendimiento entre la consejera de Igualdad y Políticas Sociales, Rocío Ruiz, y la ministra de Derechos Sociales, Ione Belarra, ha sido clave para sacar adelante este paquete de inversiones. Se trata, para Moreno, de “una feliz excepción en la interlocución con el Gobierno de España sobre cómo gestionar la ayuda europea”.

No ocurre lo mismo en otros niveles, pues el presidente andaluz ha tenido que pedir por escrito la celebración de una mesa bilateral con Sánchez, para abordar los fondos europeos y la infrafinanciación de la comunidad, que repercute directamente en la prestación de servicios públicos.

“Este Ministerio ha optado por escuchar y recoger las propuestas elevadas por cada comunidad y fruto de ese ejercicio de cogobernanza, como el que reclamamos a todos los niveles, se ha acordado el destino de estos 450 millones”, ha apuntado Moreno. Y siguiendo esta línea, la Junta ha decidido que los entes locales, ayuntamientos y diputaciones gestionen el 20% de los fondos europeos.

La ministra Belarra también ha querido mostrar su sensibilidad con el sur y ha afirmado que “la reconstrucción de nuestro país tiene que ser con Andalucía”.

El presidente Moreno y la ministra Belarra, en la sede del Gobierno andaluz en el Palacio de San Telmo.

Revolución social con dependientes e infancia como prioridad

La insistente solicitud de los recursos que le corresponden a Andalucía no es cabezonería, pues los que llegan ahora servirán para provocar una revolución de los servicios sociales, centrándose en los cuidados de dependientes, mayores y discapacitados y en la atención a la infancia y adolescencia en riesgo de pobreza. Ellos representan un 30% de la población en la comunidad, 2,6 millones de andaluces que tendrán una mejor respuesta a sus necesidades.

La Dependencia en la cabeza de las prioridades y recibe 323 millones de euros con el objetivo de desarrollar un modelo de proximidad y cercanía en la atención en el que cada persona pueda elegir el recurso que más le convenga.

A ello se suma, la creación de nuevos centros de servicios sociales, el primero de ellos será en el municipio sevillano de Montequinto, y una Red de Cuidados Intermedios y un nuevo modelo de cuidados de larga duración. Además, está planificada la construcción de dos complejos pioneros en Algeciras, uno para personas mayores, que podrán incluso convivir en apartamentos con universitarios, y otro para personas con alto grado de dependencia, que podrán vivir acompañados de sus familias cuando sean mayores. También se incluirán recursos específicos para el cuidado del alzhéimer que no están incluidos en el catálogo de prestaciones de la Dependencia.

Se mejora la atención y se agilizan trámites para los usuarios, gracias a la modernización de la administración. Por ello 84 millones de euros irán a la digitalización para reducir las listas de espera y los tiempos de tramitación de solicitudes. Una renovación informática que quiere lograr, por ejemplo, eliminar la lista de espera de la Dependencia.

Otro de los sectores de la población más vulnerables son los niños y adolescentes. A ellos se van a destinar 21,7 millones de euros para sacarle partido a la recientemente aprobada Ley de Infancia y Adolescencia.  También son prioritarios por la dolorosa cifra de 377.000 menores andaluces en riesgo de pobreza.

Finalmente, las personas discapacitadas también cuentan en estos planes y destinarán 17,5 millones del presupuesto para garantizar entornos más accesibles y comprensibles, eliminando las barreras de todo tipo.