| 30 de Noviembre de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse

Alimentos, tips y recetas que te ayudan a mantener un vientre plano

La mejor manera de tener un estómago más plano no es solo comer menos también es hacerlo de manera más inteligente

Existen algunos trucos bastante curiosos que pueden ayudarte a comer menos y conseguir así disminuir la hinchazón después de cada ingesta de comida:

  1. Utilizar platos y cubiertos pequeños.
    El efecto visual de ver un plato pequeño relativamente lleno de comida te produce una saciedad casi instantánea. Además, el hecho de utilizar un tenedor, también pequeño, va hacer que realices más veces la acción de llevarte el alimento a la boca lo que inconscientemente también va a colaborar a sentirte más llena.
  2. Comer con tu mano no dominante. 

Hay estudios que dicen que las personas que usan esta técnica reducen su ingesta de alimentos en un promedio del 30%.

  1. Aunque suene peculiar, usar platos y vasos de color rojo disminuye considerablemente la ingesta de comida. Rojo, significa ALTO.
  2. Antes de repetir un plato espera cinco minutos y en ese trascurso de tiempo bebe un vaso de agua. Es posible que tengas sensación de sed en vez de hambre.

 

  1. Dar un toque picante a tus platos.

La capsaicina es una sustancia que se encuentra en los pimientos picantes que ayuda a reducir el apetito. Si no te gusta el picante, el jengibre tiene un efecto similar.

Si quieres un vientre plano debes saber que…

  • El primer paso comienza en el supermercado. 
  • No hagas de la comida un trámite rápido y ¡mastica, mastica y mastica! Aconsejan 20 veces.
  • Dedica al menos 20 minutos a comer.
  • Incorpora alimentos diuréticos en cada comida:  "Los limones son un diurético natural, por lo que exprimir el jugo de un limón en agua antes de las comidas te ayudará. 

  • Aléjate de la sal. El sodio hinchará tu estómago y retendrá líquidos. 
  • Agrega jengibre a tus comidas, es una excelente manera de reducir la hinchazón y lograr un estómago más plano.
  • El potasio y el magnesio son un dúo poderoso cuando se trata de vencer la hinchazón:
    Los plátanos, las patatas, la calabaza bellota, el aguacate y los frutos secos son una gran fuente de potasio, mientras que las verduras de hoja como la espinaca, la col rizada, la acelga… y las semillas de calabaza, son una buena fuente importante de magnesio.

 

Incluye en tu cesta de la compra:

  • yogures, huevos, frutos secos (nueces, almendras), jengibre y productos integrales en forma de cereales, harinas, arroces y pastas. 
  • verduras y hortalizas como la alcachofa, brócoli, apio, espinaca, zanahorias, espárragos verdes, setas, patatas, rúcula o pepino.
  • Legumbres, a pesar de la fama que tienen de hincharnos el vientre, combinadas con verduras u otros alimentos el resultado es bien diferente. Notarás el cambio si también les añades una hoja de laurel y semillas de comino.
  • frutas frescas que pueden ser la manzana, melón, plátano, piña, papaya, aguacate, sandía y frutos rojos.
  • pescados azules; salmón, trucha, atún, sardinas etc…
  • carnes blancas como el pavo, pollo o conejo.
  • Semillas, importantísimas y aún algo desconocidas en la cocina:

 

Chia, considerada antiinflamatoria y rica en omega, la puedes utilizar sobre ensaladas, yogures, patatas o boniatos asados, e incluso en preparaciones de bizcochos o galletas.
Sésamo o ajonjolí, a tope de calcio y fibra. Quedan perfectas sobre verduras a la plancha, cremas, también en ensaladas y pescados. Lino, un buen regulador intestinal que puedes incorporar en cremas de verduras, ensaladas, batidos, yogures, y si deseas su versión molida te servirá para añadir a estofados y salsas como espesante. Girasol, aquí ojo con las calorías, sin abusar, añádelas en ensaladas, sobre unas lentejas veganas y siempre como un sabroso tentempié

Recetas fáciles y divertidas para un vientre plano

Ensalada de zanahoria, remolacha y pipas de calabaza 

Ralla unas zanahorias, remolacha y manzana. Si no tienes un rallador siempre puedes utilizar un pelador y hacer finas tiras, te quedará una ensalada más gruesa, pero servirá.

Con papel absorbente o un paño limpio retira el exceso de humedad y mezcla todos los ingredientes con las manos. Coloca en un recipiente junto a unas rodajas de pepino y unas pipas de calabaza

Prepara una vinagreta ligera con aceite de oliva, vinagre de arroz, sal, ralladura de naranja y vierte por encima. Deja reposar al menos 15 minutos antes de servir.

Conejo especiado al horno

Pincela el conejo en aceite de oliva virgen extra, salpimienta el gusto, esparce romero fresco, tomillo fresco, y sal de ajo por todas las piezas. Colócalo en una fuente de horno, distribuye 4 o 5 dientes de ajo machacados enteros, vierte un poco de vino blanco y deja caer una lluvia de pan rallado por encima. Introduce la fuente en el horno precalentado a 180º durante 25-30 minutos dependiendo del tamaño.

Acompaña de unas patatas asadas con una salsa preparada con yogurt, cebollino y nueces en machacadas. ¡Sublime!

Trucha asalmonada con hierbas

Pide a tu pescadero que te prepare la trucha libre de espinas y abierta.

Salpimienta por ambos lados, un poquito de eneldo y romero seco, un zigzag de aceite de oliva, y en su interior ralladura de piel de limón. Coloca la trucha en una fuente y hornea a 180º durante veinte minutos.

La trucha tiene tanto sabor que no necesita muchos más adornos. 

Una cena rápida, ligera y muy saludable.

 

Y si lo prefieres, echa un vistazo a estas propuestas para un almuerzo o cena sin complicaciones que te ayudará a lucir un vientre plano.

Pechuga de pollo al limón con arroz integral

Salmón con limón y miel

Tortitas de espinacas

Huevos a la flamenca

Pechuga de pavo asada a fuego lento