| 15 de Septiembre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Descubre los diferentes grados que pueden adoptar las varices
Descubre los diferentes grados que pueden adoptar las varices

Descubre los diferentes grados que pueden adoptar las varices

Estos son los diferentes tipos de varices que existen y que debes saber para poder prevenirlos en un futuro

| Redacción Belleza/Bienestar

Las varices son antiestéticas y reflejan problemas del sistema circulatorio. Pero, ¿sabes cuáles son los distintos tipos de varices? Así puedes reconocerlas.

Todas las venas del organismo, cuentan con una serie de válvulas unidireccionales. Éstas tienen la función de favorecer el retorno de la sangre venosa hacia el corazón. Dejan pasar la sangre, pero impiden que retroceda.

Si quieres saber por qué nos sales varices, es el momento de que obtengas toda la información acerca de cada uno de los tipos de varices que existen. 

 

Varices de Grado I o Varículas

Son las dilataciones mínimas de las venas. Suelen tener forma de araña, cabeza de medusa o estallido.

No tienen por qué salir precisamente en las piernas. Las arañas vasculares pueden encontrarse, sobre todo, en el rostro.

Son más un problema estético, aunque en las piernas, pueden llegar a producir cansancio y pesadez.

 

Varices de Grado II

Las varices de grado II son venas que se encuentran dilatadas, son más visibles a simple vista y tienen un recorrido mucho más sinuoso.

Las varices de este tipo suelen provocar una sensación de cansancio y pesadez que, con el paso del tiempo, se pueden agravar. Pueden ser un problema importante, ya que se pueden producir pequeñas hemorragias o inflamación en zonas locales.

Varices de Grado III

En el grado III de las varices, las válvulas venosas son de lo más ineficaz y se produce una extravasación de los glóbulos rojos fuera del sistema circulatorio.

Estas varices provocan un cambio de coloración importante en la piel, llegando a adquirir un color pardo.

También se producen alteraciones cutáneas. Es un grado en el que las varices se salen un poco de control y es cuando debes tomártelo como un toque de atención bastante importante. 

 

Varices de Grado IV

Las varices de grado IV son las del último nivel. Sucede cuando se presentan las varices y alteraciones en la piel de forma desorbitada. Existe una mayor pigmentación en la piel, provocando que se ocnvierta en una superficie de lo más frágil, llegando a aparecer úlceras, tromboflebitis o varicorragia.

 

La tromboflebitis es una inflamación de las venas con un coágulo en su interior. En cuanto a la vricorragia, se trata de una hemorragia que tiene lugar cuando una de las varices se rompe.  Como puedes ver, se trata de un problema realmente serio para la salud.

Cómo afectan las varices a tu salud

Claramente, las varices afectan a la salud de cualquier persona, aunque bien es cierto que las mujeres son más propensas a sufrirlas.

Las venas varicosas pueden no causar dolor, pero sí que suelen manifestarse de determinadas formas:

  • Las venas son de color púrpura o azul oscuro
  • Suelen adquirir formas retorcidas y sobresalen

En caso de que aparezcan y produzcan dolor o molestias, podrás diferenciarlos así:

  1. Notarás una sensación de dolor en las piernas, también pesadez
  2. Ardor, pulsaciones, hinchazón o calambres musculares en la parte inferior de tu cuerpo.
  3. Si pasas mucho tiempo de pie o sentado, notarás un empeoramiento del dolor.
  4. Picazón alrededor de las venas afectadas
  5. Decoloración o exceso de pigmentación alrededor de la zona afectada en la que se encuentran las varices.

Está claro que las varices son un problema que debes tratar desde el principio para evitar que vaya a más. Para ello, debes realizar ejercicio físico diario y mantenerte en forma.

Además, si pasas demasiado tiempo de pie o sentado, debes adoptar posturas que favorezcan la circulación de la sangre y recuerda dar masajes de vez en cuando si notas pesadez o cansancio.

Nunca es tarde para prevenir las varices.