28 de Julio de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Dolor de espalda
Dolor de espalda

Claves para solucionar problemas y dolores en las cervicales

Tanto el dolor de espalda como lumbares y cervicales son las dolencias más habituales entre los españoles. Esto suele deberse a sobrecargas musculares provocadas por hábitos desaconsejables

| ESdiario Belleza/Bienestar

¿Quién no ha sufrido alguna vez en su vida un dolor en la zona del cuello? Es un problema tan común, que no sólo está vinculado con la realización de movimientos bruscos o incorrectos sino también con muchos otros factores, entre ellos el estrés, y el peso excesivo de mochilas, bolsos, cajas, etc.

Como es una dolencia tan común y habitual, en este post queremos explicarte algunas claves para poder solucionar este problema. Pero, antes de adentrarnos en cómo solucionar los dolores cervicales vamos a explicar brevemente en qué consisten esos dolores, y el porqué de su aparición.

¿Qué es el dolor cervical?

Las cervicales se encuentran entre la cabeza y la columna torácica, pero la encargada de mover y situar la cabeza en función del movimiento que vayamos a realizar es la región cervical.

El dolor cervical es una molestia que afecta a alguna o varias de las estructuras que componen el cuello, entre ellas, los nervios, las vértebras, los músculos y los discos intervertebrales.

En ocasiones, el dolor cervical puede estar localizado en la parte posterior del cuello o extenderse hacia los lados, hacia los brazos, cabeza y espalda.

¿Por qué aparece el dolor cervical? 

Son muchas las causas que provocan este tipo de dolencia, como, por ejemplo, los factores musculares o ligamentos relacionados con una mala postura, una mala ergonomía, estrés o fatiga muscular crónica.

Otras causas son las actividades que llevamos a cabo diariamente en nuestro trabajo como, estar sentados delante del ordenador en una mala postura, levantar peso excesivo de forma repetitiva, etc.

Pero, no sólo realizamos malos hábitos en el trabajo, sino también en casa, como, por ejemplo, ver la televisión o dormir en una postura incorrecta que puede provocar tensión o distensión muscular.

Por eso, como el descanso es esencial, muchas personas han optado por informarse sobre las mejores almohadas cervicales para comprarse una y disfrutar así de un sueño más placentero y sin sorpresas a la mañana siguiente. 

Si tú también estás pensando en comprarte una, pero tienes dudas, puedes echar un vistazo a nuestra comparativa de las del mercado.

El dolor cervical puede llegar a ser molesto, hasta el punto de afectar en nuestra calidad de vida, ya que, en ocasiones, nos impide poder realizar nuestras rutinas y tareas diarias. Por eso, es muy importante identificar el problema para comenzar con una recuperación cuanto antes.

Recomendaciones para solucionar los dolores cervicales

1. Sentarse correctamente frente al ordenador

Lo recomendable es que la altura en la que está colocado el monitor permita que la cabeza esté en una posición cómoda respecto a los hombros.

Los brazos y las manos también sufren el tiempo que estamos usando el ratón y el teclado. Por eso, es fundamental que el peso de los brazos esté apoyado en todo momento para no crear ninguna tensión en los mismos al escribir o manejar el ratón.

Además, es importante evitar doblar el cuello hacia delante. Por lo que, si no ves bien o necesitas tener el monitor más cerca, es conveniente moverlo para que quede frente a los ojos. En caso de no poder hacerlo se puede hacer uso de algún soporte ajustable para monitor de ordenador. 

En el caso de la silla, debemos procurar que la espalda y glúteos queden bien apoyados para distribuir el peso de manera uniforme y respetar, en la medida de lo posible, la curva natural de la columna vertical. Sino es posible puedes echar una mano de soportes o cojines lumbares.

2. Dormir correctamente

Para tener un descanso adecuado, a la hora de dormir se deberá mantener una posición recta del cuello. Si duermes boca arriba, la almohada deberá ser bajita, y si duermes de lado, sobre un hombro, la almohada deberá ser un poco más alta. El cuello siempre debe permanecer en una posición horizontal.

Si no te gusta tu almohada o has probado todo y nada te ayuda para mejorar tu descanso, las almohadas cervicales siempre son una buena opción.

3. Cuidado al levantar peso

Siempre que tengamos que levantar peso del suelo es importante hacerlo flexionando las rodillas mientras nos agachamos. Con la espalda recta y elevar el peso llevando la carga lo más cerca posible del cuerpo.

Coger peso con la espalda flexionada es un error que muchas personas cometen, de ahí los dolores cervicales. Si puedes ayudarte de maletas con ruedas o carros de compra, mucho mejor.

4. Tratamiento y ejercicios

Cuando sufrimos dolores cervicales no hay por qué alarmarse, ya que lo más probable es que haya aparecido por un movimiento incorrecto, estrés, o causa natural. Lo mejor es acudir a un profesional para que nos pueda ver y tratar correctamente mediante analgésicos o antiinflamatorios además de tratamientos como, la termoterapia, punción en seco, terapias manuales, o electroterapia.

Los ejercicios que se pueden recomendar son aquellos con movimientos cervicales que puedan realizar el cuello, siempre dentro de los rangos de movimiento de amplitud sin dolor. Intenta aplicar en tu día a día algunos de estos hábitos para evitar sufrir dolores cervicales con más frecuencia.