11 de Junio de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
insomnio
insomnio

El Covid dispara los problemas de insomnio

Las consultas relacionadas con los problemas de sueño han subido hasta un 25% desde la irrupción de la epidemia sanitaria que está asolando el planeta y ya afecta a casi un 40% de población.

| Redacción Belleza/Bienestar

Después de ya más de un año de pandemia comenzamos a conocer algunos de los efectos secundarios de este virus, más allá de los que provoca a nivel de contagios. Al fin y al cabo, 12 meses después nuestros hábitos personales y sociales han cambiado por completo, provocando también una transformación en nosotros mismos y dando lugar a un nuevo tipo de angustia emocional: la ansiedad por pandemia.

Con todo y por suerte, en la actualidad contamos con estupendos y ágiles métodos que nos permiten evaluar el estado de las personas y las sociedades de forma rápida y precisa, por lo que ahora, ya casi a mediados de 2021, podemos conocer algunas de las secuelas que esta pandemia nos está dejando.

Una de ellas ha sido la adicción a la tecnología, pero otra muy relacionada con la ansiedad emocional que antes comentábamos es el insomnio. Desde hace unos meses, los expertos en el tema vienen señalando la gran incidencia que el insomnio está teniendo en una sociedad en la que ya antes suponía un verdadero problema.

Según los datos que se han publicado desde la OMS, se calcula que el porcentaje de personas que pueden estar sufriendo de insomnio a raíz de la pandemia puede ser de hasta un 40%. Este dato supone entre un 20 y un 25% más de incidencia de la que había antes de la aparición del covid 19 y, por ese motivo, está suponiendo también un verdadero problema a nivel global.

Aumentan las consultas con trastornos del sueño

El caso del insomnio es uno de los más ilustrativos para que las sociedades puedan comprender como todo lo que ocurre en nuestras vidas, tanto a nivel individual como colectivo, acaba afectando a las rutinas de cada persona.

A pesar de que el insomnio era ya un problema a tratar en la sociedad occidental actual, lo cierto es que, a raíz de la propagación de la pandemia, las consultas de pacientes que alegan trastornos del sueño ha aumentado muy considerablemente. El cambio de hábitos, la incertidumbre económica y social de cada país y una situación sanitaria inestable han provocado que muchas personas sientan ahora mismo una ansiedad que deriva en insomnio y en problemas para poder conciliar el sueño.

¿Quién padece este insomnio por pandemia?

Sobre todo, desde los centros de tratamiento de este tipo de trastornos indican que los colectivos más vulnerables en este caso del insomnio serían las personas mayores de 65 años, las personas que ya sufrían algún tipo de enfermedad mental o física y las mujeres de mediana edad.

Sin embargo, esto no se queda únicamente aquí; lo cierto es que este nuevo tipo de insomnio provocado por la pandemia afecta también a personas jóvenes, menores de 35 años y que también han empezado a expresar una dificultad para conciliar el sueño. De hecho, en las encuestas que se han podido realizar durante este año, casi un 42 por ciento de los españoles han indicado que sufrían complicaciones a la hora de dormir.

Insomnio tech

¿Qué podemos hacer para paliar el insomnio provocado por el Covid 19?

El problema de la falta de sueño o la dificultad para conciliarlo es una cuestión que lleva en nuestra sociedad mucho más tiempo del que pensamos. Por este motivo, hoy en día contamos con diferentes opciones para poder tratar o, al menos, paliar los efectos de este trastorno.

Un buen ejemplo de esto son los complementos naturales que han ido apareciendo en los últimos años, que incluyen extractos de plantas con propiedades relajantes, como es el caso de las gominolas zzzquil Natura. Estas son una estupenda opción para reparar el sueño y ayudarnos a conciliarlo con mayor facilidad, gracias a sus componentes naturales como la melatonina, la vitamina B6 y los extractos de plantas como la valeriana, la camomila o la lavanda.

Sin embargo, además de los complementos alimenticios que nos ayudan a dormir, lo cierto es que también es recomendable seguir técnicas para intentar mantener una buena rutina de sueño que nos ayude a dormir de manera rápida y con un descanso de calidad.

  • Mantenerse bien hidratado durante todo el día: el agua es un factor fundamental para que nuestro cuerpo funcione correctamente.
  • Intentar crear unos horarios de sueño diarios: irnos a dormir a la misma hora, despertarnos temprano, intentar no dormir siestas...
  • Realizar ejercicio físico a lo largo del día para cansar nuestro cuerpo y liberar toxinas.
  • Mantener una dieta basada en alimentos de origen vegetal y evitar el consumo de alcohol, tabaco, bebidas azucaradas o cafeína.
  • Cuidar el entorno en el que dormimos: intentar que esté oscuro, que haya una buena temperatura en la habitación y evitar tener cerca pantallas o lámparas que emitan luz.