29 de Julio de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
¿Tus hijos no duermen bien? El Mindfulness para niños cambiará sus hábitos
¿Tus hijos no duermen bien? El Mindfulness para niños cambiará sus hábitos

¿Tus hijos no duermen bien? El Mindfulness para niños cambiará sus hábitos

Es el momento de que pruebes el mindfulness para niños para conseguir que puedan descansar correctamente cada noche y empezar el día con energía

| Redacción Belleza/Bienestar

Mindfulness para niños: Si tus hijos no descansan lo suficientemente bien, es la hora de probar una serie de métodos que podrán ayudarte a ti y a ellos.

Los niños son una fuente incansable de energía. Como cada día, necesitan sobrellevar la rutina, las clases y las diferentes actividades pueden pasarles factura en el sueño de cada noche.

Así como el pilates en el embarazo ha podido ayudarte considerablemente, el mindfulness para niños es todo lo que necesitas para hacer que tus hijos y tú descanséis. Sin llantos ni lloros por la noche.

 

Si consideras que tu hijo no duerme lo suficiente, estás en el sitio adecuado. Debes saber que la falta de sueño afecta seriamente a la salud. A lo largo de los años, los estudios han hecho especial hincapié en la falta de sueño de los niños y los adolescentes, afirmando que necesitan dormir, al menos, nueve horas cada noche.

El sueño es una de las partes más importantes del bienestar físico y mental de cualquier infante. Dormir bien permite que la mente de los niños se relaje y recupere a lo largo del día.

Es por ello que debes tener en cuenta los nuevos métodos que ayudan a mejorar los patrones de sueño de los más peques de la casa. Descubre cómo funciona el Mindfullness para niños.

Problemas de la falta de sueño en niños

Los problemas de la falta de sueño en niños pueden tener efectos negativos en el comportamiento y el rendimiento de los niños. También puede causar una serie de problemas que afecten a su día a día y a su crecimiento.

  • Problemas de conducta: Un mal descanso puede afectar seriamente al carácter de los más pequeños. Estos problemas de conducta salen a la luz cuando no están receptivos ni reaccionan adecuadamente. Suele aparecer en forma de berrinche.
  • Accidentes y lesiones: El sueño afecta a la agilidad física y los reflejos. Si no descansan lo suficiente, pueden sufrir más accidentes y lesiones por despiste que cualquier otro niño.
  • Comportamiento impulsivo: Suelen expresarse con cierta impulsividad, sin pensar y de forma agresiva en ocasiones debido a la falta de sueño.
  • Problemas de humor: Los niños son capaces de mostrar tristeza, enfado y alegría con mucha facilidad. Si un niño muestra un carácter malhumorado o agresivo, posiblemente no duerma lo suficiente.
  • Comer en exceso: Un desorden de sueño implica no tener rutina, por lo que los diferentes ámbitos de la vida importantes, como la alimentación, también se desajusta.
  • Problemas de aprendizaje: En la escuela no prestan atención y se muestran tremendamente distraídos, llegando incluso a dormirse.
  • Reacción lenta: El sistema nervioso se ralentiza, por lo que las reacciones a los estímulos se denotan tardías.
  • Problemas de rendimiento: La falta de sueño hará que complete las actividades del día a día al 100%. Ni las tareas del cole, ni los juegos, etc.

 

¿Qué es el Mindfulness para niños?

El Mindfullness es uno de los métodos que se instauran, cada vez más, en las escuelas de diferentes países del mundo. Se recomienda encarecidamente tanto para los niños como para los adolescentes.

Uno de los objetivos que tiene el Mindfullness para niños es la posibilidad de brindarles habilidades para poder desarrollar la conciencia de sus experiencias internas y externas. Se busca que sean capaces de reconocer lo que sienten y lo que piensan y el efecto que surge en el cuerpo, de manera que puedan controlar sus impulsos.

 

Además, se pretende que desarrollen su inteligencia emocional y alcancen un mayor bienestar mental.

La infancia es una etapa un tanto delicada y ningún niño pasa por ella de la misma forma. Los traumas pueden surgir y ser difíciles de superar, por lo que los eventos o hechos estresantes pueden tener un efecto negativo en la salud y el bienestar de los niños.

El Mindfullness para niños está pensado como un escudo protector, a nivel psicológico y cerebral, capaz de contener los efectos negativos de situaciones delicadas.

También este método está considerado como una de las herramientas óptimas para potenciar la atención en niños que sufren TDAH, reduciendo los impulsos y mejorando la concentración.

 

Cómo realizar meditación para niños antes de dormir

Para comenzar la meditación para niños antes de dormir, debéis estar relajados y dispuestos a realizar los ejercicios sin distracciones. Estos son algunos de los consejos que puedes poner en práctica antes de dormir a los peques.

  • Ten paciencia: Los niños son inquietos de por sí y les cuesta mucho permanecer quietos y en silencio, como a los adultos. Empezar meditando entre 3 y 5 minutos será suficiente, así que no hace falta estar más tiempo si todavía no tenéis experiencia.
  • Consigue ambientar la situación: Baja la voz unos minutos antes de empezar a meditar y háblales de forma suave y lenta. De esta forma, comenzaréis a respirar profundamente antes de acostarse en una postura cómoda para comenzar.
  • Aprender a ignorar: No existe el silencio absoluto, por lo que cuando comencéis a meditar, algunos sonidos os distraerán. Es necesario aprender a ignorarlos y, para ello, lo mejor es hacerle caso al cuerpo y a la mente en ese momento. Poco a poco se acostumbrarán.
  • Ejerce de guía: Debes guiarles durante todo el proceso. Descríbeles un paisaje, una sensación o una melodía en lo que puedan centrarse y no piensen en ninguna otra cosa. Ellos deben descubrir cómo concentrases, sin imponerles nada. Sólo debes guiarlos.
  • Los mantras: Puedes crear tus propias frases o establecerse algunos mantras sonoros como el om mani padme hum para que comprendan y se sientan bien consigo mismos repitiéndolo.

Una vez realizado el proceso, debes devolverlos de ese estado de meditación de la misma forma en la que los sumergiste. Con voz pausada y tranquila, sólo debes 

 

Actividades Mindfulness para niños

Para realizar meditación para niños antes de dormir, puedes tener en cuenta una serie de ejercicios que seguramente serán de gran ayuda. Por otro lado, debes tener en cuenta unos consejos antes de ponerlo en práctica.

  • El Mindfullness para niños tiene que ser divertido: Los niños deben disfrutar mientras exploran nuevas formas de conocerse a si mismo. Si es aburrido, dejarán de hacerlo y de interesarse por el ejercicio. Debe ser rutina y no un recurso para situaciones incómodas. Así podrás mantener la calma y la armonía.
  • Ajusta los ejercicios: Para ellos debe ser un juego, por lo que debe tener un enfoque lúdico durante los primeros años de vida. Puedes dedicarle al Mindfulness para niños unos 5 o 10 minutos al día.

Las actividades Mindfullness para niños pueden realizarse a partir de los dos años de edad. Lo ideal es empezar poco a poco, con ejercicios breves pero con atención máxima en esa tarea.

 

Una vez se establezca una rutina, lo mejor es ir aumentando un poco los diferentes ejercicios y hacerlos de entre 5 y 10 minutos. Estos son algunos que puedes poner en práctica para iniciarte en el mundo de Mindfullness.

  • Escuchar una campana: Es un ejercicio de Mindfullness básico para ellos. Promueve la concentración y evita atender a lo que le rodea sin juzgar. Puedes realizarlo con una aplicación en el móvil que emita sonidos armoniosos.
    1. Debe sentarse, relajado, mientras te colocas de espaldas a el a una distancia corta, de unos 10 pasos.
    2. Escuchará un sonido y debe prestar atención y gesticular cuando comience a escucharlo y otro para cuando no lo oiga.
    3. El sonido debe comenzar muy bajo e ir ascendiendo cada 30 segundos para luego volver a atenuarse.
    4. Podrás alargar el ejercicio hasta 5 o 10 minutos con diferentes sonidos para evitar que se aburra.
  • Ejercicio de la rana: El principal objetivo de este ejercicio de Mindfullness para niños es respirar profundamente. Puede realizarse a partir de los 4 años y es considerada una de las técnicas básicas y fundamentales a la hora de practicar este método, ya seas adulto o niño.

    1. El ejercicio consiste en imitar a una rana, por lo que debes explicarle que las ranas saltan y son impulsivas, pero que también son capaces de observar todo lo que ocurre a su alrededor manteniendo la calma.

    2. Para ello, debéis sentaros el uno frente al otro, pidiéndole que respire imitando a la rana. Es decir, debe coger el aire por la nariz e inflar su abdomen y soltarlo por la boca de forma lenta. Para hacerlo más ameno, puedes darle explicaciones de cómo es el estanque en el que os encontráis o lo verde que es la hoja sobre la que os apoyáis. 

    3. Lo recomendado es comenzar con unos pocos minutos para, posteriormente, alargar el ejercicio hasta los 5 o 10 minutos. de esta forma podrá aprender a respirar profundamente y le provocará un estado de calma generalizado, sincronizando el ritmo cardíaco al cabo de los 8 minutos de práctica.