| 30 de Noviembre de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse

Si tienes problemas de caída del cabello, mejor consulta con un experto

Se sabe que el cambio de estación afecta al cabello, pero puede haber otras causas y por ello hay que analizar la problemática asociada a la caída capilar

| Carlos Nieva Belleza/Bienestar

Las personas pierden aproximadamente entre 50 y 100 pelos de la cabeza todos los días. Esto es normal, pero cuando esa cifra se multiplica, la caída de pelo en exceso debe ser una preocupación a tener en cuenta. La pérdida de cabello en exceso es un problema que afecta principalmente a hombres, pero que también puede afectar a mujeres y niños. 

Una de las causas es la edad. Los hombres y mujeres tienden a perder cantidad y grosor de cabello con la edad. La caída del cabello masculina puede suceder en cualquier momento después de la pubertad. Al menos un 80% de todos los hombres muestra señales de calvicie a partir de los 70 años de edad.

El estrés: una causa muy habitual

Aunque, el estrés es una de las causas más frecuentes en la pérdida de cabello. Los dermatólogos son conscientes de que es uno de los grandes causantes de problemas puntuales de caída de cabello, y ante los primeros síntomas lo mejor es consultar a un especialista.

El mecanismo que hace que el estrés provoque una caída capilar es a través de cómo la hormona que se genera en el cuerpo interactúa con todo el sistema. El famoso cortisol afecta directamente a la circulación sanguínea, impidiendo que se absorban los nutrientes por el cuero cabelludo. Y esto provoca que el pelo no solo no crezca, interrumpiendo el ciclo de vida del cabello y sus fases, sino que sus folículos pilosos acaben debilitados.

Consejos para mantener tu cabello

Existen algunos tratamientos preventivos que pueden paliar la caída temprana del pelo, aunque no evitarla para siempre. Debemos atender con especial atención a las altas temperaturas, ya que el calor debilita las proteínas del cabello. Calentarlo y secarlo constantemente puede provocar fragilidad, que pueden causar la caída del cabello.

Al ducharnos en invierno, tendemos a bañarnos con agua excesivamente caliente, lo cal puede ser perjudicial para el cabello. Las duchas con altas temperaturas pueden causar daños en el cuero cabelludo al despojarlo de los aceites esenciales que ayudan a protegerlo, causando sequedad e inflamación. 

Evita los secadores eléctricos y las planchas de pelo, ya que pueden debilitar enormemente el cabello. El secado natural es lo mejor para el cabello, así que trata de secarlo de forma natural con más frecuencia que con el aire caliente de un secador.

La nutrición, fundamental

La nutrición siempre es importante y en este caso, tampoco es una excepción. Una alimentación pobre en nutrientes no beneficia para nada a tu pelo. No es necesario hacer una dieta como tal, pero sí que consumir ciertos alimentos que ayudan, o evitar el exceso de otros.  

Alimentos como las avellanas, lentejas, el salmón o el kiwi, pueden ayudar a promover el crecimiento capilar, ya que contienen vitaminas, hierro y ácidos grasos esenciales, los cuales son fundamentales, ya que alrededor del 3% del cabello se compone de ácidos grasos.

Para ponerle remedio, es importante empezar cuanto antes, ya que es más sencillo evitar la caída que conseguir que vuelva a crecer. Así que toma nota de estos consejos para mantener a raya la caída del pelo, y consulta con un experto que pueda recomendarte cómo actuar.