| 22 de Octubre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Desde cortes hasta dolores de garganta, si sabes cómo usarla la aprovecharás mucho.
Desde cortes hasta dolores de garganta, si sabes cómo usarla la aprovecharás mucho.

Aprende a utilizar la miel y sácale todo el jugo a sus propiedades

Seguro que has utilizado la miel para endulzar tus postres o para calmar un dolor de garganta, pero ¿sabías que también es un remedio muy eficaz contra el acné, la caspa o el mal aliento?

| E.V. Belleza/Bienestar

La miel es uno de esos productos con los que estamos muy familiarizados pero cuyas propiedades no solemos explotar al cien por cien. Tomar una cucharada cada noche antes de irnos a dormir recargará nuestros depósitos de energía para levantarnos a la mañana siguiente dispuestos a comernos el mundo. Su fácil digestión y su mayor poder endulzante, la convierten en la sustituta perfecta del azúcar blanco que solo nos aporta calorías vacías; aún así, no podemos olvidarnos de que hay que consumirla con moderación.

Contiene potasio, calcio, magnesio, fósforo, vitaminas de los grupos B y C, que entre otras sustancias, la convierten en un producto muy nutritivo con múltiples cualidades farmacológicas.

Algunas de las más sorprendentes son las que te mostramos a continuación:

 

1. Mejora la conjuntivitis

Esto tiene mucho que ver con sus propiedades antibacterianas y antiinflamatorias. Si aplicamos un poquito de miel en los párpados ayudaremos a que se reduzca la hinchazón

 

2. Disminuye la placa bacteriana

La miel reduce el riesgo de sufrir caries y gingivitis. Disolviendo en un vaso de agua tibia 5 gr de corteza de canela en polvo con 5 ml de miel , tendremos un estupendo enjuague bucal para combatir el mal aliento.

 

3. Ayuda a superar la anemia

Por su acción hematológica e inmunológica que se debe, fundamentalmente, a su alto contenido en hierro, cobre y manganeso, es un magnífico suplemento alimenticio en momentos de debilidad, durante el crecimiento y en problemas de anemia

 

4. Laxante suave

Actúa contra el estreñimiento por ser rica en fructooligosacáridos que ejercen un efecto laxante moderado. Prueba a disolver una cucharada pequeña en agua tibia. Toma un vaso antes de dormir y otro en ayunas cuando te levantes.

 

5.  Elimina la caspa

Resuelve problemas del cuero cabelludo y de caspa porque, disuelta en agua, calma la picazón. También es un magnífico acondicionador natural. Para ello sólo tendremos que añadir una cucharada pequeña a nuestro champú habitual.

 

6.  Combate el acné

La miel es muy efectiva contra el acné. La manera de utilizarla es como mascarilla durante 20 minutos una vez a la semana. Si lo que quieres es eliminar puntualmente una espinilla, aplica la miel sobre la cabeza del grano y cúbrelo con una tirita durante 30 minutos

 

7.  Desinfectante

La miel es un antiséptico natural. Si le añades un poco de canela en polvo, esteriliza las heridas infectadas y nutre el tejido que las rodea por la acción cicatrizante de los dos componentes.

 

8. Desmaquillante

Mezcla una cucharada pequeña de miel con otra sopera de aceite de ricino en un bote de cristal. Agita bien y ¡listo!. Además de hidratarlas, tus pestañas se irán fortaleciendo y haciéndose más espesas. Pruébalo y podrás comprobarlo

 

9. Bálsamo labial

Ahora que llegan el invierno y el frío, la miel es un remedio muy eficaz contra los labios agrietados. Solo tienes que añadirle un par de gotitas de limón y ponértela como si fuera un bálsamo labial cuando vayas a dormir.

 

10. Exfoliante

Sus propiedades súper hidratantes te dejarán la piel como nueva, suave y sedosa. Mezcla en un bol un par de cucharadas grandes de miel, el zumo de medio limón, unas gotitas de aceite de oliva y dos cucharadas soperas de azucar. Remueve bien y masajea todo tu cuerpo antes de la ducha. Te sorprenderá el resultado.