07 de Marzo de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Medio Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Vanidad

No destroces tu pelo a pesar del frío, cuídalo para lucir una bonita melena

Uno de los momentos en los que nuestro cabello sufre más en invierno es con el secado, pero seguir unos consejos será suficiente para hacerlo correctamente y ayudar a que luzca saneado.

| Redacción Belleza/Bienestar

El secado del pelo es un tema controvertido que vuelve a cobrar protagonismo cada invierno, pues las bajas temperaturas ambientales hacen que si no actuamos de manera artificial el pelo permanece demasiado tiempo mojado. La ciencia dice que podrías estar haciéndolo mal, ya que el secado al aire puede causar más daño que secarlo con el denostado secador. ¿La razón? Pues que cuando el pelo está mojado, las fibras capilares se hinchan y debilitan. Por lo tanto, una exposición prolongada al agua tiene más posibilidades de dañar el cabello ya que se encuentra en un estado debilitado.

Esto choca con una de las recomendaciones más extendidas entre los grandes estilistas, que es la de dejar secar el pelo al aire lo más a menudo posible. Primero, porque el aire caliente del secador quita mucha hidratación, lo que no es bueno ni para el cuero cabelludo ni para el cabello, y además porque es, según ellos, la mejor forma de evitar texturas encrespadas. Para este último punto, desenredar con un peine adecuado según tu tipo de cabello es lo más efectivo, y con unos pequeños trucos será una tarea rápida y sencilla.

Sin embargo, cuando el cabello entra en contacto con el agua se hincha, y cuanto más dura la hinchazón, más presión ejerce sobre las delicadas proteínas del cabello, lo que puede provocar un daño mayor. Minimizar el tiempo que permitimos que esté mojado es buena idea, pero necesitamos secarlo de manera correcta para evitar daños innecesarios. Necesitas tratar el cabello con cuidado cuando está mojado. El cabello mojado se debilita, lo que significa que se rompe y se daña fácilmente con las altas temperaturas.

El agua es el enemigo

De hecho, la temperatura de desnaturalización del cabello cae cuando está mojado. Conviene comenzar secando el pelo con una toalla con movimientos circulares, aplicar un protector de calor y, a continuación, usar el secador con una temperatura baja para que no caliente el cabello por encima de la temperatura de desnaturalización. Una vez se vaya secando y calentando el cabello podemos utilizar una configuración de temperatura más alta para moldearlo.

El “ritual” más adecuado de cómo secar el pelo comenzaría realizando un suave movimiento con la toalla, siempre lo más recomendable, pero no lo frotes ya que el cabello se rompe muy fácilmente cuando está mojado. Aplicar un protector de calor nos permitirá crear una barrera invisible contra el daño causado por el calor y proteger la cutícula evitando grietas verticales que causan puntas abiertas y daños irreversibles. Al empezar a usar el secador conviene hacerlo a una temperatura media hasta quitar el 80% de la humedad para luego ir subiendo paulatinamente.

Cuando comiences a sentir que el cabello se calienta es la señal para comenzar a peinar con el calor del secador y la ayuda de un cepillo redondo o de pala de cara a conseguir la forma deseada, siendo especialmente importante en este punto mantener la distancia para no quemarlo ni dañarlo. Al terminar, dale un toque de aire frío para fijarlo mejor y quitar el calor que pueda haber acumulado durante el proceso de secado.

Otros consejos para el cuidado del cabello en invierno pasan lo primero de todo por utilizar un buen champú, con un PG adecuado que nutra e hidrate el cabello. Esto mejorará todo tipo de problemas como la sequedad, la caída del cabello, o el exceso de grasa. Posteriormente, y una vez a la semana, sería conveniente aplicar una mascarilla para hidratar de forma intensa, para proteger y aportar todos los ingredientes necesarios para que el cabello se renueve perfectamente. El acondicionador también es importante porque vitamina el folículo piloso y activa y potencia la renovación del cabello y regenera las células epidérmicas.

Es recomendable también el uso de algún producto protector para el invierno, como un térmico que protege del intenso frío, de la nieve, de la lluvia, etc. Para finalizar, un elixir que de brillo al cabello y lo deje en perfectas condiciones y preparado para las condiciones más adversas del invierno, recordando en todo momento que es importante no forzar el cabello, cuanto más suelto y natural, mejor.