| 30 de Enero de 2023 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
La Asociación Española de Fabricantes de Azulejos y Pavimentos Cerámicos (Ascer).
La Asociación Española de Fabricantes de Azulejos y Pavimentos Cerámicos (Ascer).

El azulejo alerta de que España se queda a la cola de Europa por falta de ayudas

La patronal del sector cerámico azulejero de Castellón lamenta la inacción del Gobierno de Sánchez mientras el resto de países ya mueven ficha para proteger la industria.

| Sonia García Edición Castellón

La patronal del sector azulejero de Castellón lanza un nuevo grito de auxilio al Gobierno de Pedro Sánchez. La Comisión Europea ha puesto a disposición de los países unas partidas de hasta 150 millones por empresa y, ante el estancamiento de Gobierno de España y las ayudas anunciadas de Ximo Puig que considera insuficientes, recuerda que es "el único responsable". 

El secretario general de ASCER, Alberto Echavarría, ha lamentado que mientras que la Comisión Europea "ha entendido que es prioritario y necesario que los Estados Miembros apoyen con más ambición a sus industrias, ampliando el marco temporal y reduciendo las premisas exigidas", en España el gobierno "sigue sin aportar nuevas líneas de ayudas".

La Asociación Española de Fabricantes de Azulejos y Pavimentos Cerámicos (ASCER) ha recordado en un comunicado que la Comisión Europea ha procedido a modificar y prorrogar el Marco Temporal relativo a las medidas de ayudas estatales destinadas a respaldar la economía tras la agresión contra Ucrania por parte de Rusia. Con la nueva modificación publicada el pasado viernes, se permite a los Estados Miembros ampliar el horizonte temporal de las ayudas hasta diciembre de 2023 y elevar la cuantía con la que apoyar a sus industrias y empresas.

El sector cerámico europeo, junto a otros sectores intensivos en energía que están viéndose muy afectados por la crisis energética y los elevados costes del gas, están incluidos expresamente dentro del Anexo I del texto, por lo que son susceptibles de ser apoyados por sus gobiernos con hasta 150 millones de euros por empresa, ampliándose considerablemente el tope máximo de ayuda permitido inicialmente de hasta 50 millones de euros. También la Comisión Europea ha modificado las premisas que deben cumplir las empresas para ser beneficiarias de estas ayudas extraordinarias de modo que más industrias puedan beneficiarse de las ayudas.

Los gobiernos europeos tienen ahora mayor margen para apoyar a sus empresas, "esto va a hacer que los países que ya lo estén haciendo lo hagan con más intensidad mientras que los que no se queden más atrás aún como el caso de España" ha manifestado Alberto Echavarría, quien ha añadido que España corre el riesgo de quedarse "a la cola de Europa", de que sus productos sean cada vez menos competitivos. "Es imperante que el Gobierno de España -el único responsable de dar ayudas en España- dé las ayudas oportunas a los sectores más afectados por esta situación", ha apuntado.

Las ayudas podrán concederse hasta el 31 de diciembre de 2023, en forma de subvención directa, ventajas fiscales y de pago, u otras formas, como anticipos reembolsables, garantías, préstamos y capital, según ASCER.

Italia y Alemania

La patronal del sector cerámico ha recordado que la industria italiana, principal competidora europea del azulejo español, ya recibe ayudas "más ambiciosas y decididas" de su gobierno, bonificando hasta el 40 por ciento de la diferencia del precio del gas de sus facturas respecto a 2019, lo que les está dotando de una "notable ventaja competitiva respecto al azulejo español".

Alemania también ha anunciado esta semana nuevas medidas para reducir el coste del gas para las grandes empresas industriales, subvencionando el precio de la energía tanto a la generación de calor en la producción como para el uso del gas como materia prima para la producción de bienes químicos y no químicos, ha indicado ASCER.

ASCER considera que "la falta de ayudas por parte del gobierno de España a la industria está poniendo en riesgo la competitividad frente a otras industrias comunitarias y está generando una situación de distorsión del mercado". "España hasta el momento ha limitado su ayuda a la industria en varios paquetes que suman alrededor de 1.000 millones de euros", ha añadido.

El sector azulejero español es un sector muy dependiente de la energía, consumiendo el 8% del gas industrial de España, por lo que está viéndose "muy afectado" por la crisis de costes energéticos. Es necesario que se apliquen medidas de apoyo para garantizar la supervivencia de un sector líder en Europa y en el mundo, ha concluido ASCER.