| 20 de Enero de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía

Las trabajadoras de la limpieza acusan a UGT Y CCOO de "venderlas" en Castellón

La decisión de suspender la huelga hasta el 13 de diciembre ha provocado escenas de tensión con los representantes sindicales

| J.M Edición Castellón

“No nos representan”. Con este sencillo argumento las trabajadoras de la limpieza de Castellón se han negado a cumplir con el mandato de los sindicatos de CCOO y UGT de ‘aplazar’ la huelga hasta el 12 de diciembre con la esperanza de llegar a un acuerdo con la patronal en la comisión negociadora. 

Tras una semana de parón que ha dejado los edificios públicos bajo servicios mínimos, ambos sindicatos han decidido de forma unilateral suspender la huelga tras reunirse con la patronal y en contra de la decisión de las propias trabajadoras. Una reunión en la que no se ha llegado a ningún acuerdo pero tras la que los sindicatos implicados en la mesa negociadora, UGT y Comisiones Obreras, han considerado oportuno, aplazar la huelga indefinida, hasta el próximo 12 de diciembre con la vista puesta a un posible acuerdo con la patronal.

La explicación de que “el comité está negociando propuestas” y que si el 12 no se llegara a un acuerdo “el 13 retomarían el paro” parece no haber satisfecho a muchas de las personas que se preguntan ahora para qué ha valido una semana sin cobrar si mañana deben retomar su trabajo con la misma incertidumbre que antes.

De hecho, en la plaza de las aulas de Castellón, se han vivido escenas de tensión entre las trabajadoras y los propios representantes sindicales tras conocerse la decisión. Y no es para menos, ya que tras dos años su convenio colectivo mantiene una retribución en la categoría de limpiador/a mayoritaria en el sector, de 12.670,70 euros al año (incluyendo el plus de transporte), muy por debajo del salario mínimo interprofesional. La patronal propone a partir del 2022, establecer un salario anual de 13.510 euros (que es el sueldo mínimo legal que deben cumplir las empresas, por lo que no supondrá incremento alguno). Las compañías plantean un convenio vigente durante cinco años, eliminando el plus de transporte y el de antigüedad, lo que supondría un lustro sin subida salarial y con pérdida de derechos.