10 de Junio de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Álvarop Ferrer, alcalde de Portell
Álvarop Ferrer, alcalde de Portell

Los vecinos de un municipio de Castellón recorren 180 Kilómetros para vacunarse

El alcalde de Portell, Álvaro Ferrer, exige la máxima protección de sus vecinos frente a un “PSOE que prefiere someter a riesgos innecesarios al pueblo en lugar de desplazar vacunas”

 Los vecinos de Portell se han visto obligados esta semana a desplazarse más de 180 kilómetros, 90 de ida y otros tantos de vuelta, para poder vacunarse contra el coronavirus en Vinaròs debido a una decisión adoptada por el PSOE.

En el caso de Portell de Morella, su alcalde, Álvaro Ferrer, ha calificado de dramático que en un momento tan crítico como el actual, el presidente de la Generalitat, el morellano Ximo Puig, no dude en someter "todavía más a nuestros vecinos”. En este sentido, considera que es una irresponsabilidad que habitantes que podrían recibir la vacuna en el pueblo estén obligados a recorrer 100 kilómetros desde sus domicilios para poder obtener una vacuna contra esta pandemia.

“Cualquiera, con un mínimo sentido común, se lleva las manos a la cabeza. Pero la realidad es cruda. En Portell, como en otras localidades del interior, el PSOE está obligando a los vecinos a coger el coche por estas carreteras, armarse de paciencia para recorrer las dos horas de viaje, ida y vuelta, llegar a un centro de vacunación masivo, con la exposición que ello conlleva, y poder recibir la dosis. Es una locura, pero es cierto”.

Ferrer ha denunciado públicamente este hecho que no es exclusivo de su población. De hecho, ayer mismo Jesús Lecha, portavoz del PP en Morella, denunciaba el castigo al que Rhamsés Ripollés sometía a la población después de haber anunciado que la capital dels Ports sería centro de vacunación y finalmente los morellanos también se vean obligados a desplazarse a Vinaròs. “Una mentira más”, señalaba Lecha. 

Desde Portell, la sensación de indefensión es idéntica. “El PSOE podría desplazar vacunas, pero prefiere someter a la población a riesgos innecesarios porque son absolutamente incapaces e ineficaces en la gestión. Y las consecuencias las sufrimos los ciudadanos, nuestros vecinos que no merecen este maltrato continuado”. 

De hecho, ha manifestado el alcalde de Portell, a este castigo se suma la desprotección sanitaria que sufre la comarca. Una denuncia que ha hecho pública la rama sanitaria del sindicato CSIF que esta semana ponía de manifiesto la falta de cobertura médica de muchas poblaciones. “Hay vacantes médicas que no se cubren y la situación para quienes cada día luchamos contra la lacra de la despoblación, lejos de aliviarse, se acentúa. Es urgente alzar la voz para decir basta y exigir los servicios y prestaciones que el interior se merece”.