| 24 de Mayo de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía

Incrementa la presencia policial en Castellón para controlar las medidas covid

El dispositivo pretende evitar aglomeraciones de personas en Navidades y garantizar cumplimiento de los protocolos de prevención ante la covid-19

| V.G Edición Castellón

La alcaldesa de Castelló, Amparo Marco, ha presidido la reunión extraordinaria de la Junta Local de Seguridad convocada para abordar el dispositivo de cara a las fechas navideñas. A la reunión han acudido el concejal de Seguridad Pública y Emergencias, David Donate; la subdelegada del Gobierno en Castellón, Soledad Ten, y representantes de la Policía Local, Policía Nacional, Policía Autonómica y Guardia Civil, además de personal técnico del Patronato Municipal de Fiestas.

En el encuentro se ha abordado el dispositivo policial y en coordinación con los distintos cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado de cara a garantizar la protección ciudadana y el cumplimiento de las medidas de prevención ante la covid-19 con un incremento de la presencia policial en aquellas zonas donde pueda darse acumulación de personas, entre ellas, zonas comerciales y de ocio.

Además, se ha dado cuenta del balance de los niveles de criminalidad en la ciudad de Castelló que, tal y como recogen los datos del Ministerio del Interior, han retornado a los niveles de los años previos a la pandemia y suponen un 53% menos que en el mismo periodo de 2013.

La primera edil ha puesto en valor el “aumento de la presencia policial del dispositivo de seguridad de cara a Navidad, que permitirá velar por el cumplimiento de las medidas de prevención ante la covid-19”. Así, ha aprovechado para realizar un llamamiento a la ciudadanía para extremar la precaución ante el aumento de la incidencia acumulada de la covid-19.

“De nuevo, tenemos que apelar a la responsabilidad individual ante el aumento de los contagios, es imprescindible que todos y todas cumplamos con las medidas de prevención como el uso de la mascarilla y el mantenimiento de la distancia, dos medidas que se han demostrado eficaces para contener los contagios”, ha indicado.

En el encuentro se ha abordado la coordinación policial que se viene dando con motivo de los controles de las citadas medidas de prevención y de su refuerzo durante Navidad. Así, la Policía Local incrementará la presencia en la zona centro de la ciudad y los espacios comerciales, realizará controles de alcoholemia y tráfico, además de los controles de medidas ‘anticovid’ y cumplimiento de la obligación de exhibir el certificado de vacunación.

Unas tareas que se realizarán en coordinación con la Policía Nacional (que incrementará las patrullas y la presencia de agentes en las zonas de más afluencia) y con la Policía Autonómica, que incrementará las inspecciones de control para el cumplimento de la presentación del citado certificado covid.

Por último, en la reunión se ha abordado el balance de criminalidad en la ciudad de Castelló cuyos datos, publicados por el Ministerio del Interior, sitúan el número de infracciones penales denunciadas en niveles similares a los años previos a la pandemia. Cabe recordar, además, que 2020 fue un año anómalo en el registro de los niveles de delincuencia, al darse un descenso generalizado por las medidas de prevención frente a la pandemia, especialmente las correspondientes al confinamiento y la limitación de la movilidad.

Así, la comparativa entre el momento actual y el último año prepandemia constata la ausencia de repuntes significativos. De enero a septiembre se han registrado en la ciudad 4.049 infracciones penales frente a las 3.977 del mismo periodo en 2019, lo que implica un ligero aumento del 1,8%. Un nivel que se mantiene estable desde 2016 y que, comparado con el mismo periodo de 2013 (último año del que existen datos por municipios publicados por el Ministerio del Interior) supone un descenso del 53,78%. Con respecto al mismo periodo de 2015, el descenso se sitúa en un 37%.