| 13 de Septiembre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Una avioneta como tratamiento aéreo contra la plaga de mosquitos
Una avioneta como tratamiento aéreo contra la plaga de mosquitos

Generalitat prohíbe a la Diputación el uso de avionetas contra los mosquitos

Este tipo de tratamiento aéreo venía incluido en un contrato de la institución provincial con una inversión de 3,3 millones de euros

La Generalitat valenciana prohíbe a la Diputación de Castellón la posibilidad de utilizar las avionetas para el tratamiento aéreo contra las plagas de mosquitos. La institución provincial ha puesto en marcha  un nuevo contrato para el servicio de control que supondrá una inversión de 3,3 millones de euros durante el periodo 2021-2026. Además, se equilibrará la distribución geográfica “y se potenciará la coordinación con los municipios, porque el tratamiento es algo en lo que nos debemos implicar todos y todas para que la efectividad sea mayor”.

Una de las novedades del nuevo contrato es la licitación en cuatro lotes. De ellos, tres se refieren a cada una de las zonas geográficas en las que se distribuye la provincia y uno al tratamiento aéreo con helicóptero, que es independiente de los demás y que tiene un ámbito de acción provincial. No obstante, finalmente se ha tenido que excluir del pliego la posibilidad de utilizar avionetas porque es un sistema que no autoriza la Generalitat, que es la administración competente a la hora de dar permisos.

Tras conocerse la prohibición, el Partido Popular de Castellón ha registrado en Diputación una consulta para conocer los motivos que han llevado al PSOE a modificar el pliego de prescripciones técnicas por el cual contrató los servicios de avionetas para luchar contra el mosquito tigre que ahora se declaran ineficaces. “Queremos saber cómo en plena campaña de lucha contra el mosquito el PSOE decide cambiar el contrato para excluir del pliego el uso de avionetas y limitar los tratamientos aéreos a los helicópteros”. 

Susana Marqués, diputada provincial del PPCS, ha hecho estas declaraciones después de que el PSOE comunicara en comisión informativa este pasado martes la modificación de las bases. “Nos sorprende que en plena campaña estival, con los tratamientos activados para atajar la proliferación de este insecto, el PSOE anuncie ahora que va a modificar el contrato que publicó el 19 de julio para excluir el uso de avionetas”. 

Plan de lucha contra los mosquitos

La zona norte contempla un total de 40 municipios, de los que 18 son prelitorales, 17 de interior y 5 litorales; la zona centro recoge 43 municipios, con 24 de interior, 14 prelitorales y 5 litorales y, finalmente, el área sur cuenta con 52 municipios, de los que 28 son de interior, 16 prelitorales y 8 litorales.

El número de jornadas de trabajos terrestres pasa de 300 a 350 para cada sector, mientras que las jornadas aéreas se mantienen en dos anuales por zona. Así mismo, se mejora la periodicidad de monitorización/tratamiento en medio natural, pasando por ejemplo de quincenal a semanal en los municipios de categoría litoral en abril.

Una de las novedades para este año, como señala la diputada de Medio Natural, María Jiménez, es que, además de la monitorización y fumigación de superficies en medio natural –que es dónde puede actuar la institución provincial- “introducimos el seguimiento de poblaciones en la zona urbana, así como acciones de educación ambiental y de concienciación ciudadana”.

En esta línea, María Jiménez señala que “creemos que debemos seguir avanzando en una mejor coordinación con los ayuntamientos, priorizando la atención de incidencias, tal y como ya hemos ido reforzando durante estos meses”. Para la diputada, “es fundamental la coordinación entre la Diputación y los municipios, porque cada ayuntamiento es el responsable del tratamiento en suelo urbano y si vamos todos de la mano la respuesta será más efectiva”.

El nuevo contrato, en este sentido, incluye la necesidad de mantener al menos una reunión anual entre la institución provincial y los consistorios locales en la que se debe indicar, como mínimo, el calendario previsto, actuaciones a realizar, trabajos desarrollados y puntos en los que se realiza la monitorización.

Otros aspecto a reforzar, que queda recogido en el nuevo contrato, es mejorar la respuesta a la ciudadanía que traslade alguna incidencia. Junto a ello, “creemos que es también importante contar con un Plan de Prevención que debe incluir actuaciones informativas y de concienciación ciudadana o mejorar el conocimiento en materia de control de mosquitos, como puede ser la prevención de focos de agua susceptibles de dar lugar al mosquito tigre”, destaca María Jiménez, quien apunta además que se refuerzan los medios humanos con más personal, entre los que aparece un técnico educador ambiental.