| 26 de Mayo de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía

Los negacionistas increpan en un colegio de Vila-real para impedir la vacunación

El Colegio de Médicos de Castellón denuncia la "presión" que sufren los profesionales sanitarios y piden a la Conselleria medidas de prevención

| V.G Edición Castellón

El Colegio de Médicos de Castellón (COMCAS) ha denunciado la "presión" sufrida este jueves por un equipo de pediatras que, al acudir a la vacunación de los escolares en un colegio de Vila-real, se ha encontrado a un grupo de antivacunas congregado en los alrededores.

Según ha explicado el órgano colegial en un comunicado, el equipo de pediatras que durante la mañana estaba vacunando a los escolares del CEIP Pascual Nácher, de Vila-real, ha denunciado que en la puerta de acceso al centro educativo estaba congregado un grupo de negacionistas antivacunas.

Además, según el relato del COMCAS, al iniciar su trabajo en el interior, los sanitarios han sido requeridos por un agente de Policía Local para que se identificasen con sus correspondientes DNI, una orden que han cumplido.

La institución ha lamentado que el agente pida al personal sanitario que se identifique "cuando habían acudido al centro escolar en cumplimiento de las órdenes dadas por los responsables del Departamento de Salud de la Plana" y ha criticado que "la petición de identificación del personal sanitario obstaculizase la tarea encomendada".

Por todo lo anterior, ha instado a la administración autonómica, la Conselleria de Sanidad, los directores de Atención Primaria y gerentes de las áreas de salud que refuercen el papel que ejercen estos profesionales e implementen las medidas de protección necesarias para que puedan realizar su trabajo en las mejores condiciones posibles.

"No es de recibo este tipo de situaciones que agudizan la presión sobre los profesionales de la Atención Primaria que llevan más de un año padeciendo una sobrecarga de trabajo que pone al borde del colapso la que es la puerta de entrada al sistema de salud pública", ha expuesto el órgano colegial.

Por su parte, el Ayuntamiento de Vila-real ha indicado que la Policía Local se ha desplazado al colegio para atender un aviso procedente del 112, según el cual presuntamente se estaba cometiendo un delito.

En un comunicado, el consistorio ha detallado que dos agentes de la Policía Local han acudido al centro y "han comprobado la situación para certificar que no se estaba cometiendo delito alguno y han invitado a una persona que se manifestaba contraria a las vacunas a salir del centro, como finalmente ha hecho".

Así, el Ayuntamiento ha justificado que los agentes "han procedido a recabar la información de la situación y personas presentes durante los hechos" con el fin de "cumplimentar el expediente y para la elaboración de informes ante posibles denuncias posteriores".

La propia concejala y primera teniente de alcalde, Silvia Gómez, ha acudido al centro y se ha entrevistado con las personas implicadas, según el consistorio, que añade que "el proceso de vacunación escolar ha continuado con normalidad".

En ese sentido, el Ayuntamiento ha asegurado que "todos sus departamentos y personal se han puesto desde el primer minuto a disposición de las autoridades sanitarias y los profesionales sanitarios para colaborar en todo lo posible en la lucha contra la pandemia por la covid-19".

Imprimir