× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Medio Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Vanidad
Kiko Hernández estaba empezando a imaginar cosas raras.

Un Kiko Hernández a punto de perder la cabeza pone patas arriba su propia cadena

El veterano colaborador de Sálvame llevaba más de un mes desaparecido en combate y ahora sabemos por qué... nada bueno, para qué nos vamos a engañar, por lo que él mismo ha confesado.

| Candela Alba Chismógrafo

Desde la semana pasada, Sálvame venía anunciando que tenía información muy delicada que iba a salir este 18 de mayo a la luz. El encargado de traer esta informaciones clasificadas no era otro que Kiko Hernández.

El colaborador decidió volver este lunes a su trabajo tras pasar más de un mes confinado en su casa. Kiko reconoció que esta pandemia de COVID-19 le ha afectado mucho emocionalmente, tanto que aseguraba que "si no me pongo guantes no tendría manos, me salía sangre de tanto lavarme".

Y es que el miedo le llegó a paralizar: "Iba y volvía sin nada porque no era capaz de bajarme del coche", una dolencia que le llevó a "sentir hormigas en la cara".

Una situación que comenzó a hacerse insostenible:"Recuerdo hasta cuatro noches sin dormir, fui al médico y me desplomé, terrible".

Por ese motivo, un día que salió al campo y pensó que había habido una invasión extraterrestre tomó la decisión de volver a su programa: "Pensaba que había una invasión extraterrestre, llamé a Alberto y le dije, me estoy volviendo loco, quiero volver ya".

Dicho y hecho. Este lunes Hernández volvió a su puesto de trabajo en plató y lo hizo con sus informaciones de alto voltaje que sirvieron además para que Sálvame ganara la primera y decisiva batalla contra su nuevo rival directo, el Pasapalabra de Roberto Leal en Antena 3. 

El primer asalto entre Sálvame Tomate y Pasapalabra lo ganó Telecinco por 19.4% y 2.166.000 frente al 18.2% y 2.039.000 del concurso de Leal en su debut diario en Antena 3.