| 15 de Octubre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Sara Carbonero.
Sara Carbonero.

La traición silenciada ante notario que provocó el desengaño de Sara Carbonero

Muy a su pesar se han convertido en carne de culebrón y su silencio absoluto no está logrando su objetivo de salir del foco de interés... más bien al contrario no paran de salir cosas nuevas

| M. F. Chismógrafo

Si su intención era no decir ni media palabra para que la tormenta mediática pase cuanto antes no parece que lo estén logrando del todo. Días después la presunta separación de Sara Carbonero e Iker Casillas sigue dando mucho que hablar en los mentideros corazoneros y mediáticos y las informaciones siguen siendo contradictorias; tan pronto se confirma la ruptura como se desmiente.

Hace unos días Kiko Matamoros aseguró que era un secreto a voces y añadía que existen audios en los que Casillas confirma la situación dando a entender fallos por su parte.

El ABC ha ido un poco más lejos y señala que el comunicado con el que la pareja hacía pública su separación iba a ver la luz cuando Carbonero tuvo que ser intervenida de urgencia, lo que habría cambiado las prioridades de la pareja. También se publica que la periodista habría sufrido un "desengaño", una "traición" que habría quedado "silenciada y sellada ante notario".

Por su parte, según Antonio David Flores se trataba de algo que el futbolista habría tratado con la periodista y que habrían olvidado: "Lo del notario es figurativo, es un hecho que sucede hace unos años y que quedó enterrado ¿Que ahora el fantasma del pasado salga a relucir? Quizás".

Y es que Antonio David manjea información al respecto desde hace tiempo: "Se decía que cuando llegaron a España iban a confirmar de alguna manera la ruptura ¿Qué ha pasado? Que ha habido problemas de salud e igual eso ha sido el causantes de que esto se haya retrasado".

Sin embargo, el paparazzi Antonio Montero asegura que los vecinos de ambos en la urbanización en la que han vivido hasta ahora, les siguen viendo pasear por allí.