| 25 de Septiembre de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
Sofía Suescun, de nuevo al candelero gracias a Avilés.
Sofía Suescun, de nuevo al candelero gracias a Avilés.

Sofía Suescun halla la manera de volver a copar titulares tras semanas de olvido

Demasiados culebrones en los que no pudo meter el hocico durante varias semanas por más que intentó colarse a base de fotos sexys en la bañera pero por fin ha llegado de nuevo su oportunidad

| ESchismógrafo Chismógrafo

Llevaba ya muchos días desaparecida en combate, tanto ella como su novio Kiko Jiménez, pero Sofía Suescun ha encontrado la manera de volver al candelero. Con los culebrones Rocío Flores-Gloria Camila, y también Estela Grande-Diego Matamoros desactivados, la dos veces ganadora de un reality telecinquero perdió comba y presencia en los platós e intento mantener encendido el fuego de sus redes con posados sexys.

Pero ahora ha visto como reegancharse a la pequeña pantalla de la mano del nuevo culebrón de moda (la sucesión de ellos lleva un ritmo vertiginoso): el de José Antonio Avilés y sus estafas.

Así, Suescun ha hecho pública también su guerra contra Avilés y eso le ha valido para volver a pisar el plató de Sálvame asegurando que ella fue una de las primeras que lo caló. 

La novia de Kiko Jiménez tiene abierta una guerra legal con el colaborador de Viva la Vida. Sofía decidió denunciarlo después de unos comentarios que hizo en su programa dando a entender ciertas cosas de cuando ella salía a discotecas en Madrid y se encontraba con futbolistas.

"Me llamó fresca, me dejó de oportunista y de lo peor, por ahí voy a pasar", explicaba la de Pamplona asegurando que le demandó el 14 de septiembre de 2019. La citación judicial le llegó al plató de Viva la vida pero nunca llegó a recogerla.

Ahora, Sofía ya tiene todos los datos de José Antonio y su dirección por lo que ha reactivado la demanda en la que le pide 20.000 euros por haber dañado "mi imagen, mi honor y todo". Coincide con el mejor momento posible para hacerse una buena tanda de platós además. Miel sobre hojuelas para la hija de Maite Galdeano.